El segmento medio de autos se ofrece un equipamiento más completo y más estatus mecánico

Motores desde 1,0 hasta 2,0 litros, instalados en compactos, familiares y SUV, convierten la zona de los 30 a los 40 millones de pesos una de las más demandadas dentro de los carros particulares.

Redacción Motor

04:21 p.m. 07 de septiembre del 2012

Deportivos, compactos, camionetas 'de entrada' y hasta pick up sencillas (muy de moda desde la promulgación del pico y placa en Bogotá) componen el abanico de posibilidades para los compradores que buscan carros particulares más 'vestidores' que los populares, aunque de buen precio.

El más barato en las listas oficiales es el Chery Xcross (30'590 mil pesos), y el más cotoso, el Suzuki Swift GL automático, que por escasos 10 mil pesos no clasifica en el siguiente segmento. Cuesta 39'990 mil (ver cuadro, pág. 2).

Las ensambladoras se manifiestan así: CCA, con el Mazda 2 en todas sus versiones, y Sofasa (Renault), al igual que Colmotores (Chevrolet), con un sinnúmero de variantes de un mismo vehículo, tantas, que lo mejor es preguntar en la vitrina antes de tratar de interpretar qué le sobra y qué le falta a cada versión.

Las garantías también difieren. Las hay de 30 meses ó 50 mil kilómetros; de tres años sin límite de kilometraje; de cinco años ó 100 mil kilómetros (KIA y Hyundai) y hasta de 100 mil kilómetros sin cobro de mantenimientos, como es el caso del Honda Fit LX.

No sobra decir que una cosa es leer las listas de precios y otra pisar el concesionario. Las marcas suelen hacer promociones puntuales de sus autos emblemáticos, más ahora que, como lo dijimos en la edición pasada, están liquidando el stock 2012 para darles la bienvenida a los 2013.

¿En dónde está el negocio para ellos, entonces? En el mantenimiento. Lo que sale del libro de contabilidad de la vitrina al momento de la venta vuelve a ingresar cuando arranca el taxímetro de los repuestos y la mano de obra. Por eso la recomendación será siempre hacer cuentas, calculando no solo si puede pagar el crédito del banco, sino -más importante todavía- si es capaz de asumir los costos que implican el uso del carro.

Igual, pero distinto
Muchos usuarios se preguntan por qué, si las partes de vehículo son 'lo mismo' entre una marca y otra, difieren tanto en el precio.
Cada una tasa sus repuestos de acuerdo con variables distintas (rotación, venta del modelo específico, origen, etc.), luego son ellas las que deciden los márgenes de ganancia.

También puede suceder que el 'stock' de repuestos en sus bodegas fue comprado a una tasa de cambio mucho más alta que la actual y eso se refleja en el precio al consumidor final. Esto es muy desventajoso para el comprador del segundazo pues, aun con el vehículo más barato, verá como los repuestos siguen subiendo.

Las SUV y pick up
Chevrolet N300 Move pasajeros: desde 30'990 mil pesos.
Suzuki Jimny: 39'990 mil pesos.
Zotye Duna 4x2: 32'990 mil pesos.
Fiat Strada Working DC: 32'990 mil pesos.
Fiat Strada Adventure Locker: 37'900 mil pesos.

¿De qué depende el costo de los repuestos?

1. De la rotación del modelo

A más unidades de una referencia específica en la calle, más partes de reposición y mejores descuentos.

2. De la rotación del repuesto

Hay piezas que poco 'salen' (la caja de la dirección, un asiento...) y, por lo tanto, son proporcionalmente más costosas que las populares.

3. Del origen

Las marcas nacionales tienen un alto componente de piezas nacionales que pueden promocionar si no 'se mueven'.

4. Del volumen

La capacidad de negociación con los proveedores es directamente proporcional al volumen de compra de las marcas.

Ver en este enlace: 'Fidelizar', la nueva estrategia

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.