Por seguridad, si el casco no reconoce la cabeza, la moto no prende ni arranca

En las calles de India, un país con 1.256 millones de habitantes, se mueven 130 millones de motociclistas. Allí cada día mueren 90 de ellos en accidentes de tránsito, la mayoría por no usar casco.

Redacción Motor

05:44 a.m. 25 de abril del 2014

Bangalore es la capital del estado de Karnataka, tiene más de cinco millones de habitantes y se destaca por ser sede de empresas de software, ingeniería aeroespacial, telecomunicaciones e industria militar. Es líder nacional en empleos de tecnología de la información y por sus calles ruedan 3,2 millones de motociclistas.

Esa mezcla de motociclistas y expertos en tecnología, más la problemática de la accidentalidad vial fue lo que llevó al Departemento de Tráfico de Bangalore a desarrollar The Good Road.

Este es un sistema de radio frecuencia instalado en el casco que no permite el arranque de la motocicleta hasta que el motociclista no se ponga el casco.

El casco funciona como llave de la moto, gracias a un sistema wireless. El casco está dotado con unos sensores que reconocen una cabeza humana y solo entonces se arranca la moto.

El dispositivo cuenta con una batería recargable cuya carga dura seis meses, pero además se puede recargar en marcha gracias a unos paneles solares instalados en el casco.

Aunque el uso del casco es obligatorio, las autoridades tuvieron que recurrir a este sistema para garantizar que los motociclistas lo usen y además disminuir las muertes por traumas en la cabeza.

Los cascos salvan vidas

El casco ayuda a evitar golpes y heridas en la cabeza que pueden ser devastadoras y discapacitantes.

Los motociclistas que no usan casco tienen más alto riesgo de muerte o de sufrir lesiones permanentes.

La NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tránsito) de Estados Unidos señala que los motociclistas que usan el casco tienen un 73 por ciento menos de mortalidad que los que no lo usan.

Los motociclistas que usan el casco tienen hasta un 85 por ciento menos lesiones graves que los que no usan casco.

En su reporte Beneficios del Cinturón de Seguridad y Cascos de Motocicletas, la NHTSA confirma los hechos: Los cascos de motocicleta tienen una efectividad del 67 por ciento en la prevención de lesiones cerebrales. Y los que no usan el casco tienen tres veces más posibilidades de sufrir daños cerebrales que los que lo usan.

Compre un buen casco

La homologación. En Colombia, está identificada como NTC 4533. Todo casco debe tenerla.

La talla. Cada quien tiene una cabeza distinta y por eso es clave probarse bien el casco antes de adquirirlo.

La ventilación. Es importante que tenga varios orificios de entrada y salida de aire, no solo por comodidad e higiene, sino para que no vibre con el viento.

El sistema de cierre. Debe garantizar un ajuste perfecto y ser de calidad para que no se afloje nov se desgarre.

El diseño exterior. Los colores vivos son indispensables para ser vistos desde lejos, especialmente en alto tráfico.

Los materiales. Los cascos ya no son pesados gracias a que están hechos con plásticos muy resistentes y hasta con fibra de carbono.

La caducidad. Los fabricantes de cascos de plástico recomiendan cambiarlos cada cuatro o cinco años, debido a que ese material se desgasta y pierde su efectividad.

Las piezas de recambio. La visera, la correa de sujeción o barbillera y la espuma interior son elementos que deben ser inspeccionados constantemente y reemplazados, en caso de deterioro.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.