Seguridad y claves a la hora de llevar un remolque

No se necesita licencia de conducción de categoría especial para llevar pequeños remolques.

Redacción Motor

05:00 a.m. 12 de diciembre del 2008

En esta época de vacaciones, además de gozar del descanso en el campo o la playa, o donde sea, muchos quieren aprovechar el tiempo para disfrutar su hobby favorito. Y ahí están entre otros, las motos, las cuatrimotor, los jet sky o motos acuáticas y lanchas o botes que requieren un remolque para su transporte por carretera.

Pero no se trata solo se echar la moto al remolque y ya. Y como son muchos los lectores que tienen inquietudes sobre este asunto, acá les damos algunas pautas o recomendaciones.

Los pequeños remolques se encuentran definidos en el artículo 2 del Código Nacional de Tránsito (CNT), como "vehículo no motorizado con capacidad hasta de una tonelada, halado por un automotor y dotado de su sistema de luces reflectivas y frenos".  Hasta ahí lo que uno encuentra en la ley, es decir, aún no se ha reglamentado la Ley 769 de 2002 (CNT) en temas como  asignación de placas y categorías de las licencias de conducción, o seguros por responsabilidad civil.

No se necesita licencia especial

Esto significa que no se requiere de una licencia especial para llevar pequeños remolques, salvo la necesaria para conducir el vehículo que va tirando el remolque. Tampoco se paga doble peaje por un remolque como muchos piensan.

"...dado que los pequeños remolques no están considerados dentro de la categoría de los remolques y semirremolques del transporte de carga, no se requiere para su circulación licencia de conducción en sexta categoría que se exige para los vehículos articulados, como tampoco su registro ante un organismo de tránsito o la expedición de la licencia de tránsito, toda vez que el conjunto compuesto, por una camioneta con un pequeño remolque no constituyen un vehículo articulado", dice el Ministerio de Transporte.

Lo que si exigen las autoridades es que los remolques tengan todas las medidas de seguridad, luces y frenos.  Álvaro Muñoz, gerente de Trailers J.M recomienda que los dueños de remolques los incluyan en las pólizas de responsabilidad civil de sus automóviles para que queden cubiertos en caso de un accidente.

Algunas recomendaciones
En primer lugar, al momento de elegir un remolque hay que tener en cuenta tres aspectos básicos: el peso que se desea llevar, el uso que se le va a dar, y que el vehículo tenga capacidad de arrastre suficiente.

Manejar un vehículo al que se le ha acoplado un trailer o remolque no es tan fácil y por eso hay que tomar algunas precauciones para evitar accidentes.

El trailer no se debe recargar. Hay que asegurarse que la carga del trailer esté bien repartida. Si no es así, a cierta velocidad determinada, el trailer puede comenzar a mover la cola del carro de lado a lado o pegar tirones hacia adelante y atrás.

Debe revisar que el enganche quede perfectamente acoplado y tener una cadena de seguridad que mantendrá el trailer 'pegado' al carro en caso de que el enganche se suelte.

También es recomendable revisar muy bien la cadena en caso de que haya algún eslabón abierto u oxidado.

Otro aspecto a tener en cuenta es el correcto funcionamiento de las luces de posición, direccional y stop. En lo posible use banderines (blancos o rojos) y si va de viaje por primera vez con un trailer practique maniobras de conducción, sobre todo, la reversa.

Utilice amarres firmes para sujetar motos, jet sky o cuatrimotos o cualquier otro aparato que transporte en el trailer. Si es un bote o lancha lo que transporta verifique los rodillos del trailer giren de manera normal. No utilice el bote remolcado para llevar equipaje, personas o animales. Si es posible retire elementos como la batería y la hélice y llévelos en el baúl.

En carreteras como las colombianas, la principal recomendación de los expertos es conducir a velocidades moderadas, tener cuidado en las maniobras de giro y prudencia en la marcha hacia atrás. 

Para tener en cuenta

En J.M, fabricantes de trailer durante más de 25 años recomiendan usar remolques bajos y anchos. Esto permite bajar el centro de gravedad de la carga generando más y mejor estabilidad del remolque, y menor resistencia al viento.

Así mismo facilita bajar la lancha, o lo que se transporte. Por el estado de las carreteras, Muñoz recomienda usar rines de 13 pulgadas.

En países como Estados Unidos, donde el uso de remolques está reglamentado, recomiendan que el chasis se construya con perfiles abiertos y se prohibe el uso de tubos porque entre estos se deposita el agua y empiezan a podrirse de adentro hacia fuera.

Hay que tener especial cuidado cuando los trailers se sumergen en agua salada porque esta es el principal enemigo de los rodamientos, chasis y luces. Por lo general se recomienda poner luces desmontables cuando el trailer se va a sumergir, o lavar con agua dulce inmediatamente después de salir del mar.

La carga sobre el acople del auto remolcador no debe ser menor del 4 por ciento del peso del trailer cargado, ni superar los 25 kilogramos. Debe llevar siempre una llanta de repuesto e inflar las llantas traseras del automóvil o camioneta en un 20 por ciento más de lo que usa normalmente y recuerde que para frenar necesita de distancias muy superiores a las habituales (sin trailer).

Cuando el peso total remolcado (trailer + carga) sobrepasa los 750 kilos  se debe utilizar un remolque con freno de inercia. Si el auto remolcador pesa menos del doble del peso que se está remolcando también hay que usar un  trailer con freno.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.