Así será el Estatuto del motociclismo: Colombia se sintoniza con las motocicletas

Proyecto de ley busca poner orden en el mundo de las motos con Educación y cultura ciudadana. Los accidentes de los mensajeros serían considerados accidentes de trabajo. Chaleco solo para la noche.

Redacción Motor

05:00 a.m. 21 de agosto del 2009

El número de motocicletas que circulan a diario por calles y carreteras colombianas ya supera a los automóviles. Esa es una realidad que no se puede desconocer y el país debe empezar a alinearse con estos vehículos.  

Este es uno de los argumentos más fuertes para que el Estado desarrolle una política única sobre el uso de las motocicletas bien como medio de transporte, trabajo o diversión y que estará plasmada en un proyecto de ley que fue radicado esta semana en el Congreso de la República. 

También es una realidad que el número de estos aparatos seguirá creciendo pues se han convertido en un medio ideal de transporte y trabajo para una gran parte de la población colombiana. El año pasado en Colombia la producción de motos fue de 428 mil, duplicando la de vehículos de 4 o más ruedas. 

Las estadísticas más recientes hablan de la existencia de cerca de tres millones de motocicletas, y que de ellas dependen económicamente cinco millones de personas de los estratos 1, 2 y 3.  

El estatuto

El principal problema de este fenómeno radica en que hoy la legislación sobre las motocicletas está 'manga por hombro'. Y, pese a la importancia demostrada de la motocicleta en la economía nacional y la existencia de un Código de Tránsito, existen una serie de normas que se contradicen unas a otras. 

Según el senador Manuel Virgüez, promotor del proyecto, "hay normas de carácter nacional y local que no facilitan la circulación segura de estos vehículos". 

El proyecto que se ha venido discutiendo en los últimos meses en foros en distintas ciudades del país, junto con asociaciones de motociclistas, ensambladores y autoridades y plantea, en términos generales, unificar normas y llenar los grandes vacíos  existentes en materia de educación y  cultura ciudadana.  

En este capítulo se hace mucho énfasis, pues ya es un hecho probado que la gran mayoría de motociclistas no tienen una formación ni instrucción idónea sobre la conducción de estos vehículos, ni respeto de las normas de tránsito y a los demás actores de la vía.    

De otro lado, contempla 'premios y castigos' para el uso de  las pólizas del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) y prevé que se cataloguen como 'accidente de trabajo' los accidentes de motociclistas que ocurran en desarrollo de actividades laborales (mensajería o reparto). Esos casos deberán ser atendidos por las Aseguradoras de Riesgos Profesionales (ARP) y no por el Soat. 

En otras palabras, se busca poner orden en las calles y carreteras, darles a los motociclistas una normatividad clara, hacer más exigentes los requisitos para la expedición de licencias de conducción, meter en cintura a las escuelas, y lo más importante, crear una conciencia en los motociclistas mediante campañas de cultura ciudadana sobre el buen comportamiento en la vía. 

Por último, el proyecto deja en claro que los alcaldes no podrán imponer restricciones de forma arbitraria. Estas deben estar apoyadas en estudios y solo se podrán aplicar de manera transitoria. 

Uso de chaleco o chaqueta reflectiva 

Su uso será obligatorio solamente entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana.

Ni los chalecos ni los cascos llevarán los números de las placas de las motocicletas, pero se fortalece la utilización de prendas de alta visibilidad y reflectivos para las motos.

Se unifican de manera general para todo el país las características y especificaciones técnicas de los chalecos o chaquetas reflectivas.   

Circulación y restricción a las motocicletas 

No habrá restricciones permanentes para la circulación de las motocicletas. Solo se permitirán por razones de orden público y hasta por 15 días.

Toda restricción deberá estar sujeta a estudios y análisis avalados por las personerías o la Defensoría del Pueblo.

Cualquier restricción deberá ser de ámbito territorial y nunca nacional.

Ningún parqueadero público podrá prohibir que las motos utilicen sus servicios.

 Examen teórico-práctico de conducción 

Para obtener la licencia de conducción se establece la obligatoriedad de la aprobación de un examen teórico-práctico como requisito.

Todos aquellos que poseen licencia de conducción deberán realizar igualmente el examen teórico-práctico. 

Centros de enseñanza  

Se fortalece la vigilancia y control de las escuelas de enseñanza por parte de la autoridad de tránsito de cada municipio.

En el Registro Único Nacional de Transito RUNT se dejará constancia de la Escuela que brindó la capacitación a cada uno de los aspirantes a tener licencia de conducción y de la persona o perito que avaló la idoneidad del conductor. 

Uso del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito

Se definen criterios conforme a los principios de equidad, suficiencia y moderación para determinar las tarifas del Soat.

Los conductores que no registren ninguna infracción a las normas de tránsito recibirán un descuento del 10 por ciento al momento de adquirir el Soat. Pero si el conductor es infractor de las normas de tránsito, recibirá como sanción un incremento del 10 por ciento.

Accidentes laborales 

En el caso de accidentes de motociclistas que cuenten  con la cobertura de Riesgos Profesionales (ARP), y que ocurran en desarrollo de  actividades laborales (mensajería, reparto, etc.), deberán ser catalogados como accidentes de trabajo, y por tanto, atendidos por este subsistema, sin afectación al Soat.  

Cultura ciudadana y seguridad vial 

El Ministerio de Transporte en coordinación con el Fondo de Prevención Vial y la Policía de Carreteras deberán diseñar programas y planes con el objeto de disminuir la accidentalidad y la violación a las normas de tránsito.

Se fortalece el uso de prendas de alta visibilidad, el uso de rodilleras y coderas con el fin de proteger al motociclista.

Se sancionará la utilización de la moto con más de dos personas, con la inmovilización de la misma y hasta la suspensión del conductor reincidente.

Se fortalecerá la Asociación en moto clubes que tenga una función social y pedagógica para que los conductores sean más técnicos en su conducción.

Para obtener por primera vez y renovar la licencia de conducción será necesario acreditar por lo menos cinco horas en cultura ciudadana y respeto al peatón y a los demás conductores.

El conductor de motocicleta que infrinja las normas de tránsito, adicional a la multa deberá realizar por lo menos tres horas de capacitación sobre normas de tránsito.

El Ministerio de Transporte tendrá seis meses a partir de la aprobación de esta ley para hacer implementar la reglamentación necesaria.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.