El siguiente en la colección EL TIEMPO - Motor: Audi TT, historia de éxito

Producido en Györ (Hungría), las dos generaciones de este deportivo se caracterizan por la excelencia de su diseño. Adquiéralo este martes 24 de marzo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 20 de marzo del 2009

En el 2008, la casa alemana de los cuatro aros, Audi, celebró los diez años de uno de los modelos más importantes de su historia, el Audi TT. El prototipo fue presentado en 1995 durante el Salón de Automóvil de Francfort y desde el primer momento causó gran sensación entre los fanáticos de los deportivos gracias a su diseño elegante, único y futurista.

Desde el principio, Audi fabricó dos carrocerías diferentes para este modelo: un coupé de dos puestos y un descapotable de cuatro. Los dos venían equipados con motor delantero transversal. El primero salió a la venta en 1998 y un año más tarde la versión roadster lideró los mercados.

A primera vista cautivó a sus compradores gracias a su diseño audaz, sofisticado, innovador y revolucionario. Su gran distintivo fue y seguirá siendo su carrocería redonda, característica que en esta época (los años 90) marcaba una fuerte diferencia entre los demás autos del veloz mercado.

No es voluptuoso, por el contrario, sus líneas son suaves, lo que significó un gran cambio para los espectadores. De lo que más llama la atención son las particulares y sutiles salidas de aire, ubicadas en la parte trasera junto a un panel de abeja y un alerón.

El Audi TT lleva más de una década de vigencia, gracias a un diseño de vanguardia y a la furia irresistible de sus potentes motores. Este bólido alemán conserva su inconfundible figura, a pesar de que la fábrica no ha frenado su constante evolución y mejora.

** Su nombre hace referencia a la Tourist Trophy y no al biturbo, como erróneamente se cree.

FICHA TÉCNICA
Motor: 6 en V, 3.189 cm3
Potencia: 250 caballos.
Transmisión: automática de seis velocidades.
Velocidad máxima: 250 kph.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.