Skully AR-1, el casco del futuro con pantalla de visualización frontal

Luego de sufrir un accidente en moto, Marcus Weller y su hermano diseñaron los primeros bocetos del AR-1, proyecto que se erige como la base de la compañía Skully fundada en 2013.

Redacción Motor

07:09 p.m. 15 de agosto del 2014

Infografía de las características del nuevo casco

El primer elemento que Weller quiso integrar fue un sistema head up display, tal como el que equipan algunos automóviles, que desplegara información relevante en la línea de visión de la persona para evitar tener que quitar la mirada del camino. Para esto, se instaló un pequeño dispositivo al lado derecho interior del casco desde donde se despliega la información.

Sin embargo, teniendo en cuenta que la imagen mostrada no puede interferir en la visión, el sistema “engaña” al ojo al hacerle creer que la imagen está a unos tres metros de distancia, creando algo llamado foco infinito. Esto quiere decir que el ojo no se centra en la imagen sino que mira a través de ella, por lo cual no debe estar enfocando constantemente.

¿Y qué información se muestra? La imagen principal es lo que capta una pequeña cámara instalada en la parte trasera del casco, creando un gran espejo retrovisor. Esta cámara gran angular capta una imagen de 180 grados, por lo cual prácticamente se eliminan los puntos ciegos y se complementa la visión que ofrecen los espejos de la moto.

El sistema integra navegación por GPS con direcciones auditivas y visuales; estas últimas aparecen y desaparecen poco después para evitar distracciones. También se tiene conectividad por Bluetooth para emparejar teléfonos inteligentes y controles por voz para reproducir música y hacer y recibir llamadas.

Por si fuera poco, dependiendo de la motocicleta también se podría crear un enlace para que el head up display muestre información como la velocidad, el cambio seleccionado, tacómetro, entre otros. Toda la electrónica está protegida para evitar daños por el clima y la batería del dispositivo promete una duración de nueve horas de uso continuo; la recarga se hace por medio de un cable micro-USB.

Además de todo esto, el Skully AR-1 sigue siendo elementalmente un casco, así que cumple con las normas de protección DOT y ECE, el recubrimiento interior es de un material que reduce la transpiración en un 70 por ciento, el visor es electro-crómico (se oscurece al toque de un botón), anti-empañante, anti-rayones y anti-reflejo, y la carcasa es de policarbonato para mantener el peso bajo (en talla XXL pesa 1.792 gramos).

Para todos los gustos y tamaños

Estará disponible únicamente por Internet, en tallas S, M, L, XL y XXL, y en color blanco brillante o negro mate. Su precio para el modelo de entrada será de 1.499 dólares y las primeras entregas serán en mayo de 2015.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.