El sol puede ser nocivo para su carro

La pintura, el interior del vehículo y hasta las llantas requieren cuidados cuando el sol ilumina demasiado. Expertos recomiendan cuidados específicos. Recomendaciones para días de intenso calor.

Redacción Motor

05:00 a.m. 16 de octubre del 2009

En estos días de clima inestable, no sobra tomar ciertas precauciones para que el vehículo circule 'por la sombrita' y no se dañe con los cambios bruscos de temperatura, como los que está sufriendo el país por estos días.

Específicamente el sol y el calor son dos agentes que pueden llegar a ser nocivo para la estética interior y exterior, especialmente pintura y acabados en plástico y cuero.

La pintura
"La radiación ultravioleta, el calor y en general los agentes climáticos derivados de los mismos afectan en cierta medida las pinturas de los vehículos y logran con el tiempo que esta capa, que debería brillar, vaya perdiendo su resplandor y se convierta en una cubierta opaca y de mal aspecto", dice Sergio Alejandro Castaño, de Colpisa, una de las empresas de pinturas más grandes del país.

Sin embargo, las pinturas actuales no se 'marean' fácilmente con los rayos del sol por los tratamientos que se les realizan a las láminas (cataforesis, anticorrosivos, etc.), pero muy especialmente porque la base de la mayoría de las pinturas actuales son resinas poliéster que necesitan una capa adicional de barniz.

"Ese barniz, bien sea poliuretano utilizado en repintado u horneable, empleado especialmente por las ensambladoras, es el que se encarga de la protección de la pintura, ya que está químicamente formulado con aditivos filtros de luz que impiden el paso de los rayos UV y evitan el matizado o pérdida de brillo", agrega el ejecutivo de Colpisa.

Esto significa también que existen colores más sensibles que otros a los rayos solares, especialmente los rojos y los blancos ya que por la forma de obtención del pigmento y porque absorben y reflejan un alto porcentaje de la luz, los hace más susceptibles que otros al sol.

En cuanto al calor específicamente, no debe afectar en nada la pintura, si es que el vehículo fue pintado con las exigencias mínimas de calidad para proteger y embellecer el carro.

"El calor puede afectar todos los procesos de lavado, pulido y abrillantado, por ello deben llevarse a cabo lejos de la luz solar, debido a que el sol calienta la chapa y acelera el secado de los productos utilizados, el cual dificulta su eliminación y afecta el resultado final del trabajo pudiendo dejar vetas blancas", advierte Castaño.

El interior
El sol directo afecta el interior de los vehículos, especialmente los vinilos y los cueros, cuando no son de calidad o no se les hace el mantenimiento adecuado para que no se cuarteen o dañen.

Para Juan Pablo Dugand, de la empresa de cueros y vinilos para vehículos Impar, "en el caso del cuero, las curtiembres de calidad hacen pruebas de simulacro con luces intensas, que le apuntan al material durante semanas. También lo introducen en especies de 'estufas' para medir cuánto se encogen para medir su grado de envejecimiento".

El millaré es especialmente crítico porque, por su posición en la cabina, recibe el sol de manera directa. "Por eso los materiales de ese accesorio deben responder a estrictas normas de calidad, pues es la única manera de que empresas serias como la nuestra les puedan dar garantía de uso a los clientes.

Un cuero expuesto al sol 'sin compasión' sufre decoloración, además del cuarteado, que se da también por el uso continuo del asiento. Esto no significa que esa decoloración se pueda evitar.

"El cuero es natural, luego es normal que se envejezca con el sol y el calor -dice Dugand-. Y como cualquier piel, es necesario hidratarla, bien sea con crema humectante o con agua y jabón, pero eso sí, jamás con corrosivos o siliconas.

Las llantas
"Los compuestos que protegen del ozono y de luz ultravioleta son los que se degradan principalmente en una llanta y esa degradación depende de los cuidados que se le dé - explica David Rozo, gerente de zona de Pirelli-.  Las causas que pueden acelerar la degradación de estos compuestos son, principalmente, la exposición directa al sol y al agua, y el contacto prolongado con derivados del petróleo".

Según el ejecutivo de la llantera italiana, lo primero a tener en cuenta es que la vida útil de los neumáticos del automóvil, la camioneta o el camión se debe medir en kilómetros y, en el caso maquinaria, en horas.

"En cualquiera de los dos casos, esa vida útil depende de la presión de aire de trabajo, la temperatura de operación (a mayor temperatura, mayor degradación), la correcta pisada de la banda de rodamiento (alineación), la buena aplicación de los compuestos, estados de las vías y tipos de pavimentos, y el cuidado en el uso.

La Asociación Británica de Fabricantes de Goma (BRMA, British Rubber Manufacturers Association), concluyó que las condiciones ambientales, como la exposición al sol, el mal almacenamiento y el uso poco frecuente, aceleran el proceso de envejecimiento de la llanta.

Y LA LLUVIA, ¿QUÉ?
Además de la 'pilera' del conductor, es muy importante tener el vehículo al día en elementos de seguridad durante la temporada de lluvias como la que se ha vivido por estos días.

Los frenos: con o sin invierno, son un elemento clave de seguridad del vehículo. Los expertos recomiendan cambiar pastillas cada 40 mil kilómetros.

Las plumillas: el invierno es la oportunidad para saber con exactitud su eficiencia, aunque ésta depende también de su limpieza. "Es importante revisar que no estén duras, rotas o cuarteadas, de lo contrario deben ser sustituidas de inmediato", advierte un estudio del Centro de Investigación y Seguridad vial (Cesvi).

El depósito de agua: tiene unas marcas que le indican al conductor el nivel adecuado del líquido para que no le falta durante la marcha. El agua permite combatir la suciedad y las salpicaduras que sufre el parabrisas.

El sistema de ventilación: el aire acondicionado y el sistema de calefacción son ideales para desempañar los vidrios y mantener el habitáculo a una temperatura ideal. Es importante revisarlos a la mayor brevedad si no se encuentran en estado óptimo de funcionamiento. 

El desempañador: mantener el vidrio trasero despejado permite circular con mayor seguridad y prevenir accidentes innecesarios, como los que provocan las motos que viajan en zigzag por las calzadas. Si el vehículo tiene limpiaparabrisas trasero, debe estar al día, al igual que los delanteros.

RECOMENDACIONES PARA EL CUIDADO DE LA PINTURA
¿ Limpiar el auto regularmente y no sólo por motivos de estética. Algunas costumbres muy extendidas, como la de elegir días con un sol radiante para limpiarlo o utilizar estaciones de lavado a base de rodillos de cerdas, son inconvenientes.
¿ Lavar el vehículo periódicamente con agua y shampoo para carro, utilizando un cepillo o esponja suave. El uso de otro tipo de elementos, como trapos o esponjas inadecuadas, podría retener la tierra y causar un efecto abrasivo sobre la pintura, rayándola.
¿ Después de secar el auto se pueden aplicar abrillantadores y protectores, por lo menos, cuatro veces en el año, luego de una época de lluvias (cuando los factores biológicos se hacen más notorios).
¿ Si hay rayas profundas, pueden usarse pulidores en pastas, que se aplican de manera secuencial, de textura gruesa a fina, con la ayuda de máquinas. Si se repite muchas veces, se irá desgastando la capa superior de la pintura. Conviene no realizarlo más de una vez al año.
Fuente: Colpisa

PARA CUIDAR EL CUERO...
*Utilice cada tres o cuatro meses una crema hidratante de cara o manos, especialmente en zonas expuestas permanentemente al sol, para que el cuero no pierda su elasticidad y suavidad original.
*Frote la superficie con la crema y un trapo limpio y retírela después con otro trapo limpio y seco.
*No limpie el cuero con elementos de limpieza abrasivos, disolventes o siliconas. Contienen amoníaco, enemigo letal del cuero.
Fuente: Imapar

DE LAS LLANTAS DEPENDE SU VIDA
Soportan la carga.
Dirigen el vehículo.
Trasmiten las fuerzas de aceleración y de frenado.
Participan en la suspensión y confort.
Ayudan con la estabilidad.

Fuente: Michelin

EL SOL EN EL PAÍS
Por estar en una ubicación estratégica cerca de la línea del Ecuador, Colombia es considerado uno de los países con mayor incidencia directa de los rayos ultravioleta del sol. En su orden, las zonas con mayor 'resolana' son:

¿ Atlántico
¿ Orinoquia
¿ Pacífico
¿ Amazonas
¿ Zona andina

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.