Estas son las cifras para la renovación de la licencia de conducción

Un total de 215 mil pesos hubo que pagar por el pase: 110 mil el examen médico y 105 mil el trámite en el SIM.

Redacción Motor

07:56 p.m. 23 de agosto del 2013

No le dedicamos ni un solo centavo adicional al trámite del pase. Pagamos justo lo que nos dijeron el CRC (110 mil pesos en efectivo) y en el SIM (105 mil por el plástico y la ‘recategorización’, costo que pudimos cubrir con tarjeta de crédito).

Por fuera si tocó echar mano a la billetera varias veces: 500 pesos por una fotocopia ampliada de la cédula de ciudadanía; alrededor de cinco tintos de 2.000 pesos/promedio para mantenernos despiertos durante las 11 horas y cuarto que llevó el trámite y 20 mil pesos por una hamburguesa con queso, en combo con papas y gaseosa, para paliar el hambre.

Dos ‘transmilenios’ en hora pico y cuatro en hora valle (corriendo por el certificado médico que nos pidieron a última hora), sumaron alrededor de 9.000 pesos y un taxi que tomamos frente al SIM, a las 6:45 p.m., nos cobró seis mil.

En el CRC estampamos 12 veces la huella digital (tres del índice derecho y tres del índice izquierdo) y en el SIM otras 12 (tres del índice derecho y tres del índice izquierdo al momento del registro y tres y tres para obtener la licencia). Firmamos, ‘con número de cédula’, alrededor de seis veces (si la memoria no falla) y nos tomamos dos fotos: una en el CRC para el resultado final y otra en SIM, que hoy luce en el pase.

Cuarenta y cinco minutos estuvimos de pie, esperando a que abrieran el CRC y 15 minutos sentados en el SIM, esperando por la licencia.

En el examen de optrometría, el especialista pide ver las gafas (si el paciente las usa para leer o para ver de lejos… o ambas), y obliga a usarlas para realizar pruebas pertinentes. En esta estación, los ojos son sometidos a seis diferentes retos: agudeza visual (vista de lejos y de cerca), contraste (clave para manejar con lluvia o neblina), visión en profundidad, reacción al encandilamiento, daltonismo (confusión de colores) y phoria vertical y horizontal (detecta si el paciente ve una imagen en un lugar distinto a donde realmente está) a través de pruebas puntuales.

En cinco consultorios distintos se llevan a cabo los exámenes médicos que, incluido del de optometría descrito atrás, conforman el examen ante el CRC.

La audiometría
En la primera fase verifican el estado de canales auditivos y tímpanos y realizan exámenes de orientación auditiva, al interior de una cabina insonorizada, con unos audífonos que emiten pitos en diferentes tonalidades e intensidades y que el paciente debe identificar según sea su procedencia.

La coordinación motriz
Son tres pruebas en total. La primera, sentado frente a un timón y dos pedales que se deben utilizar según las instrucción del sicólogo y teniendo en cuenta una luz que se prende y se apaga y un pito que suena. Luego, la manipulación simultánea de dos carritos virtuales con igual número de perillas accionadas con mano derecha y mano izquierda. El reto es no dejarlos salir del carril.

Finalmente, hay que punzar, con una especie de esfero electrónico, un hoyo ubicado en un plato de metal que se tapa y destapa por acción de una ‘media luna’ que va girando. No se pueden tocar ni plato ni media luna.

El examen médico
Es el último del ciclo e incluye presión arterial, estetoscopio sobre corazón y pulmones, ejercicios de coordinación y un cuestionario sobre el verdadero estado de salud.

En este punto, el médico toma una de tres decisiones, luego de leer todos los resultados: o bien sube la información al Runt (con restricciones, si las hay) o le informa al conductor que requiere un certificado médico adicional o le dice que no es apto física o sicológicamente para manejar.

La prueba sicológica
Es compleja no solo por su extensión sino porque implica preguntas capciosas que le permiten al sicólogo revelar qué tan pasivo o agresivo es el paciente. La clave es responder con total sinceridad los más de 70 cuestionamientos.

Lo más difícil en esta estación es la comprensión de lectura. Consiste en leer un texto lleno de datos y nombres -en pocos minutos- y luego responder preguntas muy precisas sobre lo captado. Francamente, aquí reina el ‘pinochazo’.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.