El sueño de Gordon Murray por fin irá a producción. Llegan los vehículos de bajo coste

Los prototipos T.25 y T.27 fueron vendidos a un fabricante que los pondrá en su correspondiente etapa de producción, para luego lanzarlos al mercado. Visionario.

Redacción Motor

08:51 p.m. 16 de agosto del 2013

El proyecto de movilidad de Gordon Murray verá la luz de la producción. El revolucionario concepto en diseño y fabricación, al que Murray llamó i-Stream, ofrecerá al mercado vehículos de reducido coste y una buena baraja de posibilidades.

Según Murray, empleando el proceso de fabricación propuesto por el i-Stream, hay una reducción en el valor de la inversión casi del 80 por ciento, mientras limita el consumo energético en márgenes del 60 por ciento, respecto a la fabricación convencional.

Un monocasco fabricado en material compuesto, unido a un chasís tubular y una carrocería en material plástico, da como resultado final un peso de 575 kilogramos (680 kg para el el T.27) y ofrece una útil y eficiente herramienta de movilidad.

Partiendo del mismo modelo Murray diseñó los T.25 y T.27 con propulsión convencional y propulsión eléctrica respectivamente. A través del diseño i-Stream, se propone una interesante fórmula de movilidad que da como resultado un vehículo de tamaño reducido que permite estacionar hasta tres T.25 o T.27 en el espacio que necesita un vehículo convencional. El espacio interior se aprovecha al máximo gracias a la ubicación del tren propulsor bajo el piso del vehículo. El diseño de los vehículos está configurado para tres puestos, donde el conductor va en el centro, en una posición más adelanta que los otros dos ocupantes.

Las especificaciones finales que ofrecerán los T.25 y T.27 son aún desconocidas, pero los datos de sus prototipos indican que el Murray T.25 emplea un motor de 3 cilindros y 660cc, con consumo de 3,8 l/100 Km; mientras que el Murray T.27 tiene autonomía de hasta 160 km por carga gracias a su batería de 12 kW.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.