Los surtidores de combustible en Bogotá, en la mira de las autoridades

Tan solo en la localidad de Usaquén se han impuesto sanciones a un total de 18 estaciones de servicio por no cumplir con la norma que las regula.

Redacción Motor

07:03 p.m. 16 de mayo del 2014

En un informe entregado por la alcaldía local de Usaquén, en lo que va del año se han realizado 325 revisiones para verificar si los surtidores de gasolina de las estaciones de servicio (EDS) del sector cumplen con la norma.

Según la alcaldesa Julieta Naranjo Luján, a la fecha se han impuesto 18 suspensiones por registrar niveles por debajo a los permitidos legalmente. Dichas medida, como lo referenciamos en esta sección en semanas anteriores, están consignados en el Decreto 1521 de 1998, en sus artículos 30, 31 y 32, por medio de los cuales se establece el procedimiento para la verificación del funcionamiento de un surtidor.

Si bien estos controles son importantes, hay que tener en cuenta –a su vez– que la norma que regula los surtidores es técnicamente anticuada, pues para la época de la expedición del decreto gran parte de los surtidores existentes en el país eran mecánicos y en la actualidad son electrónicos, 98 por ciento más precisos que sus antecesores. El artículo 31 (literal g) dice: “El margen de calibración establecido por la norma API (American Petroleum Institute) es de, más o menos, siete pulgadas cúbicas (líneas) en relación con la línea cero (0) del calibrador de cinco galones de capacidad”.

Esto significa que la norma permite un margen de error de hasta esa medida por encima o por debajo del nivel cero de calibración.

En la práctica, si en la actualidad se paga alrededor de 37 pesos por pie cúbico de gasolina, de llegar a siete pulgadas estamos hablando de 260 pesos por cada cinco galones (52 pesos por galón), que por lo general van contra del usuario.

Teniendo en cuenta que la calibración es responsabilidad del propietario de la EDS, esto ha hecho que varias de estas se amparen en dicha norma para entregar menos combustible al usuario final.

Las sanciones

De acuerdo con la Superintendencia de Industria y Comercio, “las sanciones están establecidas en el artículo 61 del Estatuto del Consumidor y pueden ser pecuniarias, de hasta 2.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes, el cierre del establecimiento de comercio y/o el retiro definitivo del surtidor”.

Se debe revisar la norma

El Ministerio de Minas y Energía es el único ente estatal que tiene la facultad y autoridad para actualizar la norma existente para evitar los abusos de las EDS inescrupulosas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.