El tapizado en cuero es un lujo que sí puede darle a su carro

A veces los vehículos también tienden a 'uniformar' a las personas, de ahí que muchos buscan 'marcar diferencia' de puertas para adentro.

Redacción Motor

10:00 p.m. 27 de junio del 2014

Las compañías manufactureras especializadas en productos hechos en cuero reciben la materia prima ya lista para ser trabajada y con todos los requerimientos que la normas internacionales tienen establecidas para tal fin.

Estas empresas miran con lupa los acabados del cuero que les venden, incluidos el color, la textura y la resistencia, y trabajan con varios tonos diferentes, todos dentro de los grises, negros y beige, los más apetecidos.

“En el caso nuestro, tenemos curtiembres propias y trabajamos el cuero desde ceros –dice Moisés Toledo, gerente de la línea automotriz de la empresa Puro Cuero–. Tapizamos de acuerdo con el gusto de cada cliente”. Su compañía posee los moldes de los vehículos más comerciales y por ese motivo no necesitan tenerlos ahí para fabricar los forros en cuero.

Hecha la solicitud, cortan los moldes y los cosen con hilos que ‘vayan’ con el tono del tapizado natural. Una vez cocidos los forros, les dan la forma final con rellenos especiales y quedan listos para la instalación.

Sin embargo, no todo lo que brilla es necesariamente cuero: lo que los expertos llaman los ‘tableros’ de los asientos, que es todo lo que toca su cuerpo, lo es; pero los laterales de los mismos, así como la parte posterior pueden ser hechos en vinilo si el cliente lo pide.

“Nosotros también forramos los paneles de las puertas en vinilo, de ser necesario. Sin embargo, es importante decir que vinilo y cuero tienen el tono exacto y la diferencia en el acabado no se nota”, aclara Toledo.

El cuidado lo es todo

Los asientos forrados en cuero son mucho más durable que los de tela, se manchan menos y resultan más fáciles de limpiar. ‘Basta humectarlos con jabones que no tengan abrasivos, como los de coco, y mucha agua, utilizando un cepillo suave y secando muy bien. Un buen cuero, con un cuidad óptimo, no tiene por qué marearse ni cuartearse”, asegura el experto de Puro Cuero.

Para cuidar el material, lo recomendado por expertos en este tipo de material, como Imapar, es lo siguiente:

1. Utilizar cada tres o cuatro meses una crema hidratante de cara o manos, especialmente en zonas expuestas permanentemente al sol, para que el cuero no pierda su elasticidad y suavidad original.

2. Frotar la superficie con la crema y un trapo limpio y retirarla después con otro trapo limpio y seco.

3. No colocar sobre los asientos elementos punzantes, prendas engrasadas o herramientas que puedan rayar o cortar el cuero.

4. Evitar subir animales al interior del auto. Pueden dañar el cuero con dientes y uñas.

5. No limpiar los asientos con elementos de limpieza abrasivos, disolventes o siliconas. Contienen amoníaco, enemigo letal del cuero. Lo mejor es utilizar lo descrito arriba.


Ventajas de un buen asiento de cuero

Jamás destiñe.

No se reseca ni se cuartea con nada.

Es inmune a los rayos del sol.

No ‘se queda pegado’ a la espalda cuando está haciendo mucho calor.

Sus hilos nunca se descosen y son de muy buena calidad.

Jamás pierde su forma.

El relleno es resistente y durable.

Es más ‘vestidor’ que la tela.

Es muy durable.

Basta pasar un trapo húmedo para limpiarlo.

Es muy higiénico.

Le da ‘exclusividad’ al vehículo.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.