Las tareas pendientes del Gobierno y el Congreso en materia de Tránsito

En abril comenzó a correr el plazo de cinco meses para que el Ministerio de Transporte contrate y obtenga los estudios técnicos y fije los nuevos límites de velocidad en carreteras nacionales.

Redacción Motor

05:00 a.m. 17 de julio del 2009

Este 20 de julio se inicia un nuevo periodo legislativo y con él deben reanudarse la discusión y aprobación de varios proyectos de ley que impactarán de una u otra forma a conductores y propietarios de vehículos. 

En teoría, eso es lo que debe ocurrir de aquí a diciembre con varias iniciativas que desde hace un tiempo están en la agenda del Congreso, pero que quedaron a un lado por cuenta de la discusión del referendo reeleccionista.  

A esto hay que agregar que con un Congreso metido ya en una campaña electoral, también es probable que muchas de ellas sigan durmiendo el sueño de los justos. Y por lo que se ve sobre el papel, es mejor que algunas sigan así.  

Entre las 'deudas' que tiene el Gobierno figura la reglamentación de los nuevos límites de velocidad que aprobó el Congreso el año pasado, pero que el Ministerio de Transporte y las autoridades departamentales y locales han pasado de agache.  

Por el lado del Congreso, las tareas pendientes son varias. Una de ellas, las modificaciones al Código Nacional de Tránsito, entre las que se decreta una amnistía para deudores morosos de comparendos. 

La plata de los comparendos 

Este proyecto de ley busca modificar el artículo 160 de la ley 769 de 2002 (Código Nacional de Tránsito), que permitiría a los mandatarios locales destinar los dineros que se recauden por concepto de multas y sanciones, de acuerdo "con las necesidades que se presenten en dicha entidad territorial". Es decir, utilizarlos para otros fines para los cuales se destinan hoy.

En la actualidad el recaudo se destina a planes de tránsito, educación, dotación de equipos, combustible, seguridad vial y a la reparación de la malla vial del municipio donde se cometió la infracción. 

Pico y placa sería a nivel nacional

Este proyecto busca que la restricción de vehículos públicos y particulares se unifique en todo el territorio nacional. Esto es, adoptar de manera obligatoria, la Tabla Única Nacional de Restricción  que hoy se aplica en las principales capitales y ciudades del país de acuerdo con el dígito final de la placa del vehículo. Además,  la restricción se aplicaría para los mismos números de placa en todas las ciudades. Por ejemplo, un carro que tenga pico y placa en Bogotá los lunes, también tendría esa restricción en el resto del país. 

Prohibición del pico y placa todo el día 

Este es uno de los que más ha logrado 'correr' en el Congreso, solo le faltan dos debates. Su objetivo es prohibirles a los alcaldes imponer medidas restrictivas vehiculares como el pico y placa por más de siete horas al día.

El argumento principal de este proyecto es que se "se violen los derechos fundamentales de los ciudadanos (derecho a la locomoción, al trabajo y a la libre empresa), y que las nocivas consecuencias de la restricción vehicular no pongan en peligro la economía familiar y los recursos de cientos de miles de ciudadanos". 

Nuevos límites de velocidad 

Aunque la ley que aumentó los límites de velocidad en Colombia empezó a regir a mediados del año pasado cuando tuvo el aval del presidente Uribe, fue necesario que a través de una acción de cumplimiento se obligara al Ministerio de Transporte a implementar la norma en las carreteras nacionales. 

En efecto, a comienzos del pasado mes de abril el Tribunal Administrativo de Cundinamarca,  le dio un plazo de cinco meses al Mintransporte para que en ese lapso señalice e indique los límites máximos de velocidad que fueron aprobados mediante la Ley 1239 de 2008.  

La decisión del Tribunal obliga al Ministerio, para que en un plazo máximo de tres meses, contrate y obtenga los estudios técnicos requeridos y que en un lapso máximo posterior de dos meses, proceda a fijar los límites de velocidad en todas las carreteras nacionales. Es decir, que de acuerdo con esa decisión, la señalización y los límites deben estar listos a más tardar en septiembre próximo. 

Amnistía a morosos y licencia por puntos

En mayo pasado, la Corte Constitucional avaló el proyecto de ley que beneficia a deudores de multas de tránsito (conductores de servicio público y particular). La amnistía ofrece descuentos para deudores morosos, incentivos por pronto pago y acaba con las multas que se duplican.

Esta amnistía fue incluida en un proyecto de ley que reformó el Código Nacional de Tránsito, pero había sido objetada por el Presidente, junto al articulado que creaba en Colombia la Licencia por Puntos. 

Con la decisión de la Corte, el proyecto regresa al Congreso para que subsanen los errores de trámite y se ajuste conforme a lo ordenado por ese tribunal, para posteriormente pasar a sanción presidencial. 

A partir de la vigencia de esta Ley y dentro de los doce meses siguientes, todos los deudores morosos que se pongan al día, obtendrán un descuento del 50 por ciento. Por ejemplo, si un ciudadano adeuda dos millones de pesos por deudas atrasadas y se acoge a la ley, pagará sólo un millón. La norma también contempla que durante los primeros cinco días se obtenga un descuento del 50 por ciento. Durante los siguientes15 días el beneficio será del 25 por ciento, después de este plazo el infractor deberá pagar la totalidad de la sanción. 

Con la aprobación de esta nueva ley,  las multas por infracciones de tránsito  ya no se doblaran al tercer día como venía ocurriendo, ahora se tendrá la opción de cancelar durante los cinco primeros días, pagando la mitad de la multa.                                     

Impuesto de Rodamiento 

Este proyecto promete un 'verdadero revolcón' en el pago y recaudo del impuesto de rodamiento, pues, elimina el trámite, los formularios y los paz y salvos. La propuesta consiste en que los usuarios pagarían dicho tributo cada vez que se 'tanquee'  el vehículo. Un porcentaje aún por determinar del valor del galón de combustible, se destinaría para cubrir el impuesto de rodamiento. 

Entre las ventajas están que el dinero recaudado va directamente a las arcas del municipio por donde transita el automotor; se paga por lo que realmente está usando el vehículo. Entre más use el carro, más consumo y más impuesto. Entre más grande el motor de su carro, más consumo y más impuesto. Además,  todos los vehículos pagarían el impuesto, incluso los de servicio público, que son los que más usan las calles pero que pagan menos; también las motocicletas (de menos de 125 cm3) aportarían su cuota y otros vehículos como la maquinaria agrícola, y al cobrarse directamente, los municipios y departamentos no tendrían problemas por evasión de impuestos ni gastos por los cobros de cartera morosa. 

Beneficios tributarios por no uso del carro 

Este proyecto busca que los propietarios de carros particulares obtengan un beneficio tributario por el no uso del carro durante los días de restricción del Pico y Placa. La idea en concreto es que por cada día que el carro esté parqueado en la casa, se descuente del valor que anualmente se paga por impuesto de rodamiento. 

Rebaja en tarifa del Soat 

Fue radicado en la legislatura pasada, pero ya tiene ponencia favorable para el primer debate, aunque no tiene el aval del Gobierno que por el contrario, quiere aumentar las tarifas. El proyecto pretende dar un alivio en la tarifa que pagan los propietarios de vehículo y motocicletas por concepto de Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito SOAT. 

La idea es disminuir del  50 a un 15 por ciento la contribución establecida a cargo de los propietarios de vehículos con destino a la Subcuenta de Enfermedades Catastróficas y Accidentes de Transito (ECAT) del  Fosyga, que en la práctica representa un alivio del 35 por ciento en la cuota  que los propietarios de vehículos pagan con destino al Fosyga y  de 23 por ciento respecto de la tarifa total que pagan al comprar el Soat.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.