Taxis: habría 'servicio de lujo' y se crearía la seguridad social para conductores

Un proyecto de ley que establece nuevas modalidades de prestación del servicio y que tiene como objeto definir los tipos de contratación de los conductores, fue radicado en el Congreso de la República

Redacción Motor

08:09 p.m. 26 de septiembre del 2014

El senador Mauricio Lizcano, autor del proyecto, explicó que el objeto es fijar condiciones de prestación del servicio básico, de lujo y de limusinas y establece los requisitos mínimos para la profesionalización de los conductores.

Y para evitar suspicacias, Lizcano advirtió que este proyecto no busca legalizar a Uber, el polémico servicio que tiene con los pelos de punta a los taxistas en Colombia y en otros países.

Explicó que lo se hará es crear un servicio de taxi de lujo, servicio que podrán prestar las actuales empresas de transporte individual que cuentan con cupos autorizados.

“Los cupos existentes prestados bajo la modalidad de servicio básico podrán ser implementados en la modalidad de servicio de lujo, siempre y cuando reemplacen parte de su flota de vehículos y cumplan con las condiciones establecidas en este proyecto para la prestación del servicio de lujo”, dijo Lizcano.

El proyecto pretende acabar con la informalidad existente en la contratación de más de 760.000 taxistas en el país y garantizar su formación para un adecuada prestación del servicio.

En la actualidad no hay claridad sobre la jornada de trabajo de los conductores y menos sobre la relación laboral con los dueños de los vehículos. “Esto hace que el servicio no se preste de la mejor manera y que se ponga en riesgo la seguridad de los pasajeros”, aseguró el congresista.

Otro de los objetivos es crear un fondo de formación para los conductores de taxi y se obligará a las empresas prestadoras del servicio a dotar los vehículos con tecnología de monitoreo para garantizar la seguridad para los pasajeros.

La contratación

El proyecto prevé cuatro formas de contratación que serán requisito para poder prestar el servicio individual de pasajeros: contrato laboral suscrito entre el conductor y el propietario del vehículo; contrato laboral entre el conductor y la empresa de transporte a la cual está afiliado el taxi; contrato de administración o alquiler del vehículo suscrito entre el propietario del bien y el conductor, y contrato de prestación de servicios entre el propietario del vehículo y el conductor.

“En cualquiera de las cuatro modalidades de contratación el conductor debe estar amparado por la seguridad social, lo que cambia es quien asume los costos de dicha afiliación. En los casos relativos a contrato laboral, los costos los asumiría el empleador y en el caso de prestación de servicios los asumiría el conductor y su costo estará inmerso en el pago de los honorarios”, explicó Lizcano.

Para que los taxistas puedan trabajar deberán tener una tarjeta de control que se expedirá una vez la empresa, conductor o propietario del vehículo demuestre constancia de pago vigente de la seguridad social so pena de sanciones que irían entre uno y 700 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

En cuanto a la prestación de servicio individual de servicio de transporte terrestre se establecen tres tipos de servicio: básica, de lujo y las limusinas.

Los servicios

El proyecto establece que el servicio básico se presta en automóviles y es accesible a todos los usuarios. El de lujo ofrece condiciones de comodidad y accesibilidad y tendrán tarifas superiores al servicio básico. Las limusinas son vehículos con mayores comodidades y lujo, con capacidad de nueve pasajeros; tendrán tarifas superiores al servicio básico.

Para el servicio de lujo, el proyecto establece que “las autoridades de transporte competentes autorizarán el ingreso de taxis de lujo, limusinas, camperos y camionetas, para prestar el servicio de transporte terrestre automotor individual en el nivel de servicio de lujo, previa realización de un estudio correspondiente sobre capacidad transportadora necesaria para cada Distrito o Ciudad que deberá tener en cuenta el número de habitantes de cada ciudad certificado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane”.

Además, el Ministerio de Transporte deberá reglamentar en un plazo no superior a seis meses los estudios técnicos necesarios que determinarán cada año los nuevos cupos para los vehículos tipo taxi para servicio de lujo.

Para este servicio el proyecto de ley establece una vida útil de los vehículos de máximo cinco años y para las limusinas de 10 años, contados a partir de la expedición de la tarjeta de operación. Una vez cumplidos los cinco y 10 años respectivamente, la empresa de transporte obligatoriamente hará los trámites necesarios para darlos de baja del servicio.

Así serían los taxis

De acuerdo con el proyecto de ley, los vehículos destinados a la prestación del nivel de servicio de lujo deben cumplir las siguientes condiciones mínimas:

Debe ser último modelo de año para iniciar la prestación del servicio.

Estar pintados en su totalidad de color pantone yellow (amarillo) 13-0759 o su equivalente en otra escala de colores reconocida internacionalmente.

Tener sistema de frenos ABS, airbag, aire acondicionado y cinturones de seguridad para conductor y pasajeros. Baúl o porta equipajes con capacidad no menor a 350 litros y longitud total no inferior a 4,15 metros.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.