Tecnología en la vía: un sistema permite a los autos leer señales de tráfico

Radiofrecuencia de seguridad en vehículos. Además, un sistema que utiliza residuos plásticos reciclables para el recubrimiento de las barreras de protección conocidas como 'guardarraíl'.

Redacción Motor

05:00 a.m. 06 de agosto del 2010

Un proyecto de investigación liderado por varias universidades y subvencionado por el Ministerio de Ciencia e Innovación de España le apunta a integrar tecnología de radiofrecuencia en vehículos, para que éstos puedan leer las señales de tránsito con antelación y avisar al conductor para evitar accidentes. 

Mediante la aplicación de sistemas de identificación por radiofrecuencia (RFID), el vehículo le informa al conductor mediante una alarma o un mensaje en el tablero de mandos que, por ejemplo, a cien metros existe una señal de pare

en una intersección cercana, explicó el profesor del Departamento de Ingeniería de las Comunicaciones de la Universidad de Málaga, Alberto Peinado. 

El dispositivo ya se ha aplicado en un prototipo basado en pequeños robots, y detecta además si circulan otros vehículos en un radio próximo al automóvil que lo lleva instalado. 

Según explicó Peinado, el sistema consiste en una pequeña antena UHF que, colocada en el automóvil, lee mediante radiofrecuencia unas etiquetas con microchip que habría que colocar en señales de tráfico, intersecciones o puntos donde suelen producirse accidentes. 

La principal ventaja de estas etiquetas es que no necesitan "ningún tipo de mantenimiento ni de alimentación" al funcionar con la energía que desprende la antena, aseguró el profesor. 

La aplicación de la tecnología RFID a los automóviles puede complementarse con redes vehiculares ya desarrolladas para que unos conductores avisen a otros de la proximidad de accidentes o atascos. 

Este proyecto, en el que también participan la Universidad Politécnica de Madrid y varias empresas de telecomunicaciones, aún requiere más investigación en variables como la velocidad, ya que en autopistas su funcionamiento es más complicado que en el casco urbano. 

La identificación por radiofrecuencia se aplica en la actualidad en sistemas de control de mercancías, paquetes de mensajería, animales domésticos e incluso para el acceso a recintos y a medios de transporte como en autobuses mediante tarjetas electrónicas.  

Plástico en 'guadarraíles' 

De otro lado, un grupo de científicos de la Universidad de Alicante (UA) patentó recientemente un procedimiento que utiliza residuos plásticos para el recubrimiento de los 'guardarraíles', con el fin de minimizar el riesgo de las lesiones en carretera. 

Según la Universidad se usaron espumas poliméricas (plásticos) y reciclado de espumas termoestables que tienen varias ventajas, sobre todo, su alta capacidad de absorción de la energía del impacto. 

Esto permite minimizar el riesgo de lesiones durante el golpe de un cuerpo de 86,5 kilos a 60 kilómetros por hora, según se deduce del estudio en los tres índices biomecánicos representativos de lesiones en la cabeza, cuello y tórax, señalados en el Informe para la Evaluación del Comportamiento de los Sistemas de Protección de Motociclistas en la Barreras de Seguridad y Petriles (UNE). 

El modelo patentado por el grupo de Procesado y Pirólisis de Polímeros del departamento de Ingeniería Química de la UA, permite volver a utilizar unas espumas plásticas que son difícilmente reciclables, algo muy positivo para la protección del medio ambiente. 

Este modelo también puede ser aplicado al recubrimiento de postes de las señales de tránsito o de iluminación.

Con información de EFE

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.