Los temas 'grises' de la reforma al CNT

Pese a los grandes avances en materia de seguridad vial y la incorporación de elementos tecnológicos de la industria automotriz, la reforma al Código se queda corta en algunos aspectos.

Redacción Motor

04:41 p.m. 22 de julio del 2011

Temas como el uso obligatorio de los cinturones de seguridad, los límites de velocidad, el empelo de luces de nueva generación o de alta tecnología; la señalización en carreteras, o el equipo de carretera así como el uso de vehículos eléctricos no están muy claros ni definidos, con lo cual todo queda a la 'interpretación' de las autoridades. Claro que estos textos son un borrador que los debates en el congreso pueden enriquecer y precisar.

La reforma insiste en que el equipo de prevención y seguridad (equipo de carretera) debe obligatoriamente contener herramientas básicas como la famosa "llave inglesa" inútil en un vehículo y un extintor "directamente proporcional a la dimensión del vehículo" lo cual es una norma muy vaga.

En el caso de los cinturones de seguridad se dice que es obligatorio el uso de cinturón de seguridad por parte del conductor y los pasajeros que van en el asiento de adelante, y más adelante reseña que "cada uno de los ocupantes deberá utilizar el cinturón de manera independiente", pero no aclara si es obligatorio su uso para todos.

En el polémico punto de las luces, solamente hace referencia a la prohibición de "utilizar luces exteriores de intensidad diferente a las de fábrica", con lo que se entiende que no podrán adaptarse otro tipo de luces más eficientes como las luces de alta descarga que serán de norma en todos los carros en poco tiempo. Y tampoco queda claro có0mo la autoridad puede determinar esa característica.  

Por último, la regulación de los límites de velocidad no es clara y deja en manos de autoridades locales y departamentales el establecimiento del tope máximo, que en "carreteras nacionales y departamentales será de 80 kilómetros por hora".

El punto es que al quedar esto en manos de esas autoridades, los conductores siguen a merced del policía pues no existe la señalización adecuada, e incluso, organismos como el Instituto Nacional de Vías y los concesionarios no han acatado una resolución del Ministerio de Transporte que los obligó a señalizar las carreteras a su cargo, etma que no ha podido atender correctamente hasta la fecha.

Otros puntos clave de la reforma 

Seguridad Vial. El Ministerio de Transporte pondrá en marcha la socialización del Plan Nacional de Seguridad Vial. Es una iniciativa que plantea reducir en 50 por ciento las muertes en accidentes de tránsito. 

Casco con moto. Importadores, ensambladores o comercializadores de motocicletas deberán entregar, junto con el aparato, dos casos que cumplan con las condiciones técnicas y de seguridad que establezca el Ministerio de Transporte. 

Privatización de multas. Las autoridades podrán delegar en entidades privadas el aporte de pruebas de infracciones de tránsito y el recaudo de multas. 

Freno a alcaldes y gobernadores. Los alcaldes y gobernadores, Asambleas y Concejos no podrán dictar normas de tránsito (restricciones a motos o pico y placa) que tengan una vigencia superior a un año y que impliquen adiciones al CNT. Y en todo caso deberán contar con un concepto técnico previo y favorable del Ministerio de Transporte. 

Se acaba el 10% para el Simit. Si los organismos de tránsito están  a paz a salvo con el Ministerio de Transporte y al día con la información en los registros nacionales, podrán realizar la consulta y verificación a través del Registro nacional de infracciones del Registro Único nacional de Tránsito "sin necesidad de recurrir al Simit y por lo tanto sin entregar el 10 por ciento de la multa". 

Freno a certificados 'chimbos'. Los centros de reconocimiento de conductores serán solidariamente responsables de los daños y perjuicios que cause o genere en un accidente de tránsito, una persona a  la que ellos hayan certificado como apta para conducir.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.