Tenga presentes las arandelas de los créditos de vehículos

La financiación de todo tipo de vehículo viene acompañada de otros costos adicionales inevitables. Haga bien sus cuentas y proyéctese al futuro.

Redacción Motor

05:37 a.m. 07 de noviembre del 2014

Si se tiene como opción de compra un vehículo nuevo con motor de 1.6 litros cuyo costo es de 30 millones de pesos, y ya tiene claro cuál es el plan de financiación más adecuado, debe tener en cuenta otros gastos adicionales que están por fuera de lo que este estipula.

Recuerde que los créditos van amarrados a varios seguros, los cuales son requisito indispensable para su aprobación. El primero de ellos es la póliza contra todo riesgo, en la cual se asegura el 100 por ciento del vehículo y se cubren daños a terceros. Para un carro de las características anteriormente mencionadas, el costo promedio es de 1 millón 894 mil pesos al año.

El segundo es un seguro de vida (en promedio están por un valor de 900 mil pesos anuales) que se encarga de cubrir el saldo del crédito en caso de muerte o incapacidad. Lea bien la letra menuda. El tercero es el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito –Soat– por 490 mil 500 pesos que se cancela también de forma anual.

Por otra parte, pregunte por el costo de la matrícula. Aunque algunas marcas la entregan como obsequio, para un carro de las características mencionadas en promedio cuesta alrededor de un millón cien mil pesos.

Tenga en cuenta también que a futuro llegan otros gastos adicionales, por lo que debe hacer una adecuada proyección de estos pagos. Aparte del sostenimiento mismo del vehículo (gasolina, parqueaderos) aquí figuran el impuesto de rodamiento y el costo de los mantenimientos posventa para no perder la garantía del vehículo.

Pregunte por estas tarifas al momento de hacer la negociación; todas las marcas están en la obligación de informar con antelación estos costos y lo que incluye en cada uno de estos servicios programados.


Haga bien las cuentas

Tómese el tiempo necesario para escoger el préstamo que mejor se adapte a su presupuesto. Asegúrese de preguntar la tasa de interés, el número y monto de las cuotas mensuales y los demás cargos. Igualmente tenga en cuenta las obligaciones mensuales que tiene en la actualidad, como educación, arriendos, servicios, impuestos, alimentación, entre otros y que si usted recibe bonificaciones las puede abonar al crédito en cualquier momento. Si las cuentas no le dan, espere un tiempo, ahorre un poco más y aplace su decisión de compra. Recuerde que las financieras tienen muy bien calculado cuánto del porcentaje de los ingresos de una familia se pueden destinar para pagar el vehículo.


El carro como garantía

Una vez es aprobado el crédito por la entidad, el vehículo se convierte en la garantía del préstamo. Por tal motivo, este debe ser pignorado hasta el final de la deuda.


ABC de los créditos

Fecha de pago: estipula cuándo se debe realizar el pago de la cuota.
Fecha de vencimiento: establece cuándo finaliza su obligación.
Capital: valor de lo que ha pagado a la fecha.
Valor de la cuota: suma del pago de intereses corrientes y capital.
Abono a capital: valor mensual que se abona a la deuda, diferente al de intereses.
Intereses corrientes: valor mensual que se paga como contraprestación de la financiación. Se calcula sobre el saldo de la deuda.
Intereses de mora: valor cobrado por la entidad en caso de incumplimiento.


Tenga en cuenta

Si es empleado, la entidad financiera le solicitará una certificación laboral que indique antigüedad, salario y tipo de contrato, comprobantes de pago de los últimos tres meses y declaración de renta.

Si es independiente, se le solicita Certificado de Cámara de Comercio o RUT, dependiendo del perfil económico.

También debe anexar estados financieros, extractos bancarios y declaración de renta. De acuerdo a sus ingresos se determina si requiere un codeudor.

El estudio de crédito, en ambos casos, se demora entre dos a tres días hábiles.


Los planes

50/50: usted abona el 50 por ciento del valor del vehículo y financia el restante 50 en el plazo que le convenga, 6 meses o en un año.

50/25/25: financian el 50 por ciento del vehículo. El capital adeudado se paga en dos cuotas, en un plazo de 24 meses.

25/25/25/25: se financia el 75 por ciento del valor del vehículo, distribuido en tres cuotas, en un plazo de 36 meses.
Con información de Occiauto.


Renting

Este es un servicio mediante el cual el interesado toma en arrendamiento un vehículo por un tiempo determinado (1 a 5 años) y lo disfruta con total autonomía. No requiere pago de cuota inicial, no paga impuestos ni mantenimiento e incluye seguros.


Leasing financiero

Este es un contrato en el cual una entidad financiera entrega la tenencia del bien al interesado para que este lo utilice pagando un canon de arrendamiento por un plazo determinado, teniendo como opción ejercer su derecho de compra cuando se venza el contrato.

Cada banco o entidad financiera tiene la libertad de decidir qué modelos de vehículos aplican mediante este sistema. Más que para particulares, es válido para empresas, pues la favorabilidad es que el alquiler es deducible de impuestos como gasto para la misma.


Créditos para usados

Para el caso del vehículo usado se mantienen los mismos plazos (6 a 72 meses) pero cobran tasas desde el 1.08 por ciento y solo se financia hasta el 85 por ciento, si este no tiene más de dos años de antigüedad; el 80 por ciento para los de 3 y 5 años; y hasta un 65 por ciento para aquellos que tienen entre 6 y 8 años

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.