Sólo los que tengan bastante experiencia deberían llevar 'pato' en su moto

Ubicar el equipaje también implica mirar el manual de la motocicleta y utilizar los accesorios adecuados para no enredarse durante el viaje. Viajar con pasajeros implica gran responsabilidad y pericia

Redacción Motor

05:00 a.m. 03 de julio del 2009

El asiento, los apoyos y el equipo de protección son los tres elementos mínimos que el motociclista experimentado tiene en cuenta cuando se arriesga a invitar a alguien a subirse en su moto y viajar con él. 

Según el Manual para conductores de motocicletas de Michigan (Estados Unidos), solo aquellos que conocen realmente su aparato deben transportar pasajeros y carga porque "el peso extra cambia la manera de comportarse de la motocicleta".

Pero primero lo primero: no por el hecho de convertirse en 'pato', el pasajero lo es, de ahí la necesidad de enseñarle desde cómo subirse y bajarse, hasta la manera de sentarse y agarrase, pues de su comportamiento depende gran parte de la seguridad de ambos durante el viaje.

Debe saber, como primera medida, que no se puede subirse a la moto hasta tanto el conductor no lo haya hecho y el motor no esté andando. Es mucho más fácil 'patearla' para encenderla si el pasajero aún no se ha encaramado; también es más seguro porque no se corre el riesgo de que la moto se vaya de lado o arranque intempestivamente.

Acto seguido debe tener claro que, entre más 'adentro' tome asiento, el centro de gravedad de la moto será mejor y correrá menos peligro de caerse de ella, y que la mejor forma de mantener el equilibrio es agarrándose del cinturón, la cintura o la cadera del conductor, no de la parrilla o el asiento, como suele verse.

Los pies no deben viajar sueltos y sujetos al vaivén de la moto, sino apoyados en los reposa pies diseñados para él. Allí deben permanecer siempre, aún cuando la moto se detenga. De no hacerlo corre el riesgo de que la moto arranque con el cuerpo y sin las piernas.

Sobra decir que una buena posición de los pies debe ayudar a mantener alejadas las piernas de piezas clave de la moto, como el silenciador, la cadena y todas las partes en movimiento.

El buen o mal comportamiento del pasajero también influye directamente en la seguridad: inclinarse cuando el motociclista lo hace, no alterar al conductor con gritos, evitar la 'cartilla' ("coja por aquí", "frene", "cuidado con ese hueco"...), distraerlo con objetos y realizar movimientos bruscos son acciones muy poco aconsejables. Por su parte, el conductor está obligado a detenerse un rato si su copiloto se siente cansado, nervioso o incómodo.

Falta decir que las precauciones durante el viaje también deben ser proporcionales al tamaño y el peso del pato, pues la motocicleta responde más lentamente por culpa de  kilos extra. "Entre más pesado sea el pasajero, más tardará (la moto) en aumentar y disminuir la velocidad, especialmente si el vehículo es muy ligero", advierte el documento.

El motociclista debe conducir más despacio (sobre todo para doblar esquinas o tomar curvas), disminuir la velocidad con mayor anticipación y evitar maniobras peligrosas (culebrear entre carros, frenar bruscamente, subir y bajar andenes...).

Cuatro ojos sobre la vía
Si lo suyo es circular de noche por carretera, la recomendación es la misma que se les hace a los conductores de automóvil: reduzca la velocidad. 

No olvide también que, de noche, los ojos ven sombras y contrastes de luz para poder determinar a qué distancia y a cuál velocidad circula el carro que viene y que las luces distorsionan esa lectura. 

Lo mejor es, entonces, viajar a una distancia mínima de tres segundos respecto al vehículo que circula adelante y mantener una posición sobre el carril en donde pueda ver y ser visto. La mejor guía para la moto es la señalización vial, especialmente las líneas centrales y las de advertencia de las bermas.

Cabe anotar que nadie está exento de vivir situaciones de peligro mientras circula por carretera, de ahí que el manual en mención recomiende dos acciones clave cuando el motociclista se vea obligado a alterar su circulación.

Detenerse. Implica aplicar los dos frenos, especialmente el delantero que, según el documento de Michigan, le proporciona a la moto el 70 por ciento de la potencia para dejarla quieta. Si la rueda delantera se bloquea (patina), lo mejor es aplicar el freno intermitentemente, hasta que la moto pare.

Nunca se debe aplicar los frenos a fondo si la moto no viaja derecha. Si va circulando por una curva, el piloto debe enderezar la moto y frenar, pues su obligación es estar bien sentado, recto y firme sobre ella.

Esquivar. Significa cambiar repentinamente de dirección y resulta más frecuente cuando circulan muchos carros por la carretera, especialmente si alguno de ellos lo hace de manera imprudente.

Para esquivar hay que girar el manubrio hacia donde está la ruta de escape. El cuerpo del motociclista debe estar recto y bien sentado, sus piernas aprisionando al tanque y sus pies correctamente puestos sobre los apoyos. Nunca debe frenar mientras esquiva: una acción debe suceder a la otra.

Lo anterior es posible si, como se dijo al principio, el pasajero va correctamente sentado (hacia el centro de la moto), con las manos en la cintura del conductor (jamás en la parrilla o sobre el asiento) y con los pies sobre los apoyos correspondientes. Si cumple con estos requisitos, incluso podría ayudar con estas maniobras.

MANEJANDO BAJO LA LLUVIA

1. Baje la velocidad. Hágalo, calculando la distancia que requiere para no correr el riesgo de 'derrapar'. Tome las curvas más despacio de lo normal.
2. Evite movimientos repentinos. Es de las causas más comunes del 'patinaje' de las motos sobre piso mojado. Cuando haga cambios de velocidad, aplica el freno o si va a tomar una curva, hágalo con extrema suavidad.
3. Use ambos frenos. Aún en piso mojado, el freno delantero es muy eficiente. Apriete la palanca gradualmente para que la llanta delantera no se amarre del todo y, mientras tanto, aplique suavemente el freno trasero.
4. Evite los charcos. Trate de circular en medio de las huellas que dejan los carros que circulan adelante. Si el tráfico se lo permite, prefiera la huella izquierda, que es la que más cerca está del centro del carril.
5. Tenga cuidado al detenerse. Cuando estacione, vaya tanteando con los pies que el piso no esté muy resbaloso.
6. Tierra y otras basuras. Las orillas de las calzadas suelen acumular tierra y basura de todo tipo. Cuando entre y salga de los andenes o se orille para cruzar, hágalo con especial cuidado para no resbalarse con elementos extraños.

Fuente: Manual de Conductores de Motocicleta de Michigan

ACCESORIOS PARA LLEVAR LA 'MUDA'
Son varios los artículos que venden como 'maleteros', que se ajustan de acuerdo con el tamaño de la moto. Lo importante es que no interrumpan los mecanismos del vehículo y que no incidan sobre su seguridad.

  • Las alforjas se fijan al 'subchasís' de la moto, tensando unas correas que se unen entre sí, mediante una bandeja superior, a la altura del pasajero.
  • Las bolsas de depósito están diseñadas para viajar sobre el depósito de combustible (tanque) y para fijarlas traen unos imanes que le impiden el movimiento. La recomendación es recurrir a fijación extra, por si el viento excede los límites de esos imanes y hace correr el equipaje hacia atrás.
  • Las maletas y cofres son las más adecuadas para viajes largos, por su capacidad y seguridad. Sin embargo, para su instalación se requiere destreza y conocimiento y por ello es recomendarle hacerla en el concesionario de la marca. 
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.