Tesla incorporaría el cambio rápido de batería en el Model S

Este sistema le quitaría el conductor tan solo unos minutos en la estación de recarga y le permitiría realizar trayectos largos en menos tiempo. En EE. UU. el Model S crece en ventas.

Redacción Motor

03:12 p.m. 22 de mayo del 2013

Las más grandes dificultades para encontrar esa afinidad ideal entre el vehículo eléctrico y el consumidor se deriva en tres aspectos fundamentales: el tiempo de recarga para dejar al 100 por ciento el almacenamiento de la baterías, la autonomía que ofrecen y los escasos puntos de recarga.

Y es que sería absurdo pedirle a un conductor que se desplaza diariamente por largos trayectos que se detenga cada 100 kilómetros durante 4 horas a recargar la batería de su vehículo eléctrico, en el mejor de los casos cuando los cálculos no fallan y alcanza a llegar a la estación de servicio.

Una de las soluciones a corto plazo que viene estudiando el fabricante de vehículos eléctricos Tesla desde el 2009, pero que por estos días coge cada vez más fuerza mientras evoluciona la tecnología de las baterías, es el cambio rápido y sencillo de la propia batería ubicada en la parte inferior del Model S con fácil apertura desde el habitáculo. Evidentemente, esta propuesta exige una infraestructura adecuada y una estandarización de las baterías, así como un 'stock' permanente de acumuladores a 'full' en esos puntos de intercambio.

Durante el desarrollo del Model S, la opción de extracción de sus baterías pareció diluirse ante la llegada de una red de recarga en consonancia, pero definitivamente es mucho más viable en todos los aspectos la posibilidad arriba mencionada.

De confirmar que Tesla finalmente está desarrollando la plataforma de la próxima generación del Model S con posibilidad de intercambiar sus baterías, el sedán eléctrico volvería a ser noticia como uno de los eléctricos con mayores y mejores capacidades para restaurar su autonomía.

Las ventas del Tesla se disparan en Estados Unidos
Mientras en Europa los vehículos eléctricos no despegan, en Estados Unidos Tesla está viviendo un auténtico fenómeno con su Model S. Según los datos de LMC Automotive, en el primer trimestre de 2013 se han vendido 4.750 unidades del Tesla Model S por las 3.077 del Mercedes Clase S, las 2.338 del BMW Serie 7 y las 1.462 del Audi A8, por ejemplo.

La comparación con estos modelos no es del todo justa pues son más caros, especialmente si se tiene en cuenta que la compra de eléctricos en ese país tienen una ayuda de unos 7.500 dólares de la que no pueden beneficiarse los Clase S, Serie 7 o A8.

De todos modos, diversos medios económicos coinciden en que los beneficios que obtendrá Tesla este año superarán holgadamente las previsiones de Wall Street. Por su parte, la marca ha anunciado la apertura de más concesionarios y ha recalculado la estimación de ventas del Model S de las 20.000 a las 21.000 unidades anuales.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.