Así toca la reforma tributaria a los vehículos nuevos y usados

El impacto del Impuesto Nacional al Consumo se sentirá con rigor en los vehículos con menos de cuatro años de uso, al momento de la venta.

Redacción Motor

08:33 p.m. 28 de diciembre del 2012

Tras varios meses de anuncios e incertidumbres sobre el alcance real de la reforma tributaria y sus efectos sobre los vehículos, especialmente en el tema de Impuesto al Valor Agregado (IVA), el presidente Juan Manuel Santos sancionó la Ley 1607 del 26 de diciembre de 2012, mediante la cual entran en vigencia las nuevas normas tributarias a partir de enero de 2013.

El nuevo IVA impactará de manera particular las pick up con la reforma, que además introdujo el Impuesto al Consumo, aunque hasta el cierre de esta edición los concesionarios estaban a la espera de las instrucciones y de la nueva cartilla tributaria de la Dian para saber cómo moverse.

"El Impuesto al Consumo es completamente nuevo en el sector y por lo tanto, para que entre en vigencia, es necesario tener una reglamentación clara por parte de la Dian que esperamos sea expedida próximamente. Con la información preliminar que conocemos del texto aprobado, podemos concluir que si habrá un impacto en los precios de las pick up y los camperos (utilitarios 4x4)", dijo Luz Elena del Castillo, directora general de Ford Motor Colombia.

El Impuesto al Consumo es el nuevo gravamen que creó el gobierno para, en el caso de los vehículos, compensar lo que deja de recaudar por cuenta de la unificación del IVA en el 16 por ciento.

El impacto fuerte de este nuevo impuesto sí sentirá con rigor en los vehículos con menos de cuatro años de uso al momento de la venta (ver recuadro).

En el caso de los automóviles de menos de 30 mil dólares que hasta el 31 de diciembre de 2012 tienen un IVA del 25 por ciento, sumados el nuevo IVA del 16 por ciento y el Impuesto al Consumo del 8 por ciento, se presenta una diferencia ('rebaja') de un punto; y en los de más de 30 mil dólares, de tres puntos, que a juicio de los expertos no impactará su precio.

"En general, todos los vehículos, con excepción de las camionetas pick up, no sufrirán alteraciones en sus precios con motivo de la reforma tributaria. Solo cambia la composición de un IVA que antes estaba en 25 ó 35 por ciento, a un IVA del 16 por ciento, más un Impuesto al Consumo del 8 ó del 16 por ciento, respectivamente, dependiendo de si su valor FOB es inferior o superior a 30 mil dólares. Sumados quedan casi iguales a lo anterior", explica Eduardo Visbal, vicepresidente de Fenalco.

Otras fuentes consultadas por Vehículos estiman que 'esa reducción' no se notará tanto porque el carro mantiene su precio, y el único cambio está en el porcentaje del IVA que el gobierno deja de recaudar, pero que al final es plata que pone el comprador. 

RECUADRO

Así se aplicará el Impuesto al Consumo
Bienes gravados a la tarifa del ocho (8) por ciento:
* Los vehículos automóviles de tipo familiar y camperos, cuyo valor FOB o el equivalente del valor FOB sea inferior a 30 mil dólares, con sus accesorios. 
* Pick-up cuyo valor FOB o el equivalente del valor FOB sea inferior a 30 mil dólares, con sus accesorios.
* Motocicletas con motor de émbolo (pistón) alternativo, de cilindrada superior a 250 cm3.
* Bienes gravados a la tarifa del 16 por ciento.
* Los vehículos automóviles de tipo familiar, los camperos y las pick-up cuyo valor FOB o el equivalente del valor FOB, sea igual o superior a 30 mil dólares con sus accesorios.
* Pick-up cuyo valor FOB o el equivalente del valor FOB, sea igual o superior a 30 mil dólares, con sus accesorios.
* El impuesto nacional al consumo no se aplicará a los vehículos usados que tengan más de cuatro (4) años contados desde la venta inicial al consumidor final o la importación por este.
* La base del impuesto en la venta de vehículos automotores al consumidor final o a la importación por este será el valor total del bien, incluidos todos los accesorios de fábrica que hagan parte del valor total pagado por el adquirente, sin incluir el impuesto a las ventas.

Usados y 'pick up', los perjudicados
"Solicitamos reiteradamente al Gobierno y al Congreso que no aumentaran los impuestos, por ser vehículos de trabajo, pero los impusieron. Este año, las matrículas de estas camionetas de trabajo, a noviembre, vienen cayendo un 17,85 por ciento", dijo Eduardo Visbal.

La Asociación Nacional de Automotores (Andemos) estimó que el impacto en la demanda de 'pick-up' por la reforma se reducirá en un 19,35 por ciento y la de camperos casi en 10 por ciento.
En el caso de los autos con menos de cuatro años de uso, el impacto del Impuesto al Consumo (8 por ciento), será más fuerte para los compradores.

Pero persisten muchas dudas: un usado, así sea de la misma marca y del mismo modelo y año, puede tener un precio diferente pues cada dueño fija su propio valor. ¿Cuál será la base para calcular ese impuesto? ¿La Dian impondrá esas bases? ¿Y si una persona decide vender su carro a precio de 'quema'?

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.