La 'todoterreno' de lujo de Land Rover en la Colección de EL TIEMPO - Motor

La Freelander tiene un perfil urbano, ágil para el tránsito diario y con buena capacidad de carga, pero manteniendo el ejemplar funcionamiento 'off road' de los Land Rover.

Redacción Motor

05:00 a.m. 24 de septiembre del 2010

Land Rover es una de las marcas automotrices más importantes en el mundo de los 4x4 y como tal no podía quedarse por fuera de la colección de 'Supercamionetas 4x4' de EL TIEMPO y Motor.

Esta marca comenzó su debut en los años 40 con el Defender, y poco tiempo más adelante llegaron el Range Rover y el Discovery. Con los estos 4x4, Land Rover estaba haciendo historia.

En los años 80 comenzó a desarrollarse el Freelander, que nació con la idea de hacer una camioneta con todas las facultades y el poder de un 4x4, pero que sirviera y fuera cómoda también para la ciudad.

Así nació el proyecto CB-40, como fue denominado. Al principio hubo una alianza con el fabricante japonés Honda, pero finalmente cada uno siguió por su lado y finalmente Honda lanzaría el CR-V y Land Rover esta SUV.

Finalmente fue lanzado al mercado en 1997 y se transformó de inmediato en un éxito en el mercado. Para el 2005 se alcanzaron las 500 mil unidades producidas, y durante siete años consecutivos fue el todoterreno más vendido en el Reino Unido.

Para la primera generación se presentaron dos opciones tres y cinco puertas, con techo duro o removible, que dejaba al descubierto parte de las plazas traseras y la zona de carga.

La camioneta no estaba equipada con selectora de baja ni bloqueo de diferencial, pero tenía control electrónico de descenso, algo inédito en un Land Rover, y transmisión automática para mayor comodidad de sus conductores.

Esta generación se mantuvo vigente hasta el 2004 antes de que apareciera la Freelander 2. A esta primera versión se le fueron haciendo con el tiempo algunos cambios en detalles estéticos en la trompa y en la parte trasera, y varios ajustes en el equipamiento, muy de acuerdo con la tecnológica que presentaba la industria en ese momento.

En el 2006 se lanzó la segunda generación, con un diseño más agresivo y un motor de 6 cilindros en línea y 233 caballos de potencia que alcanza fácilmente los 200 kph y que acelera de 0 a 100 kph en menos de nueve segundos. 

Además se lanzó la versión turbodiesel de 2,2 litros de cilindrada y 160 caballos de potencia, capaz de llegar a los 180 kph y acelerar de 0 a 100 en 11,5 segundos.

La Freelander Incorpora un sistema denominado por Land Rover como Terrain Response, con el cual el conductor puede escoger entre cuatro tipos de respuesta: asfalto, pasto, nieve, y barro y arena. En cada posición, el sistema ajusta automáticamente los dispositivos electrónicos del vehículo y todos funcionan solidariamente para obtener la mejor respuesta posible.

MECÁNICA DE COLECCIÓN
Los coleccionistas pueden reclamar el modelo a escala de la Freelander de Land Rover, este viernes primero de octubre, recortando el cupón que aparecerá en EL TIEMPO más 11.900 pesos. El paquete incluye un catálogo sobre su historia y especificaciones técnicas. Está disponible en expendios, centros de ventas EL TIEMPO o con su voceador de confianza.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.