El tortuoso y caro proceso de reabrir las bahías en Bogotá

Hasta ahora solamente se han habilitado 10 en vías locales de Usaquén. Habrá que esperar los resultados de un nuevo inventario. Cuesta 2.500 millones de pesos habilitarlas todas.

Redacción Motor

05:00 a.m. 21 de agosto del 2009

Aunque el Tribunal Administrativo de Cundinamarca le ordenó de manera perentoria a la Secretaría de Movilidad restablecer el uso de las bahías de parqueo que habían sido clausuradas en el año 2000, ese proceso tardará un tiempo, y el estacionamiento no será gratuito. 

Por ahora, solo se han habilitado 10 bahías de parqueo en vías intermedias y locales de Usaquen, y según la Secretaría de Movilidad (SDM), el proceso se extenderá luego a otras localidades. 

Lo que no entienden muchos lectores y comerciantes, a través de mensajes enviados a la Sección Vehículos, "es que hace ocho años las cerraron de un plumazo y sin ningún tipo de estudio". En eso coincide el representante Germán Navas, autor de la ley que obligó a reabrir estos espacios y adaptarlos para personas con movilidad limitada. 

El sentido común indica que estas se podrían utilizar sin ningún problema para parquear pues para eso precisamente fueron construidas. Ahora, agrega Navas, "les van a hacer otro favor a los señores de los parqueaderos". 

En efecto, la SDM anunció esta semana que la Dirección de Transporte e Infraestructura está realizando un nuevo inventario de las bahías existentes, y que "se está desarrollando la estructuración técnica, financiera y tarifaria del cobro del estacionamiento en vía en general, que incluirá las bahías que resulten habilitables".  

Cuando termine ese proceso se iniciarán los procesos de selección de los contratistas que operen en las zonas seleccionadas. 

Pero además, el Distrito, según la misma SDM tendrá que desembolsar recursos para acondicionar las bahías. "Este costo depende del número de cupos a demarcar y de las condiciones de infraestructura que presenten las bahías, tales como señalizaciones, bolardos, sardineles, entre otros". 

Según la SDM "la demarcación de 10 cupos puede ascender a 2 millones 500 mil pesos, donde el mayor porcentaje de la inversión lo representa la demarcación para personas con movilidad reducida. 

En consecuencia, las bahías no podrán ser utilizadas como lo ordenó el Tribunal hasta tanto no se cumpla este proceso. Las cadenas y bolardos "se irán retirando paulatinamente, conforme se vayan demarcando y señalizando sobre el tipo de vehículos que pueden usarlas. Por ejemplo, las de vías arterias, sólo podrán ser usadas por discapacitados, vehículos de servicio público y de carga en proceso de cargue y descargue", dice la SDM. 

Y a pesar de la sentencia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, los conductores no podrán usarlas pues se les aplicarán las sanciones de acuerdo con las normas del Código Nacional de Tránsito que prohíben estacionar en vías arterias, curvas, accesos y salidas de puentes, o donde la señal lo prohíba.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.