Total renovación para la Kia Sportage

Sportage Revolution recibió cambios en su diseño exterior e interior así como en sus diferentes opciones de motorización.

Redacción Motor

05:00 a.m. 19 de noviembre del 2010

Considerada como la precursora del fenómeno de la SUV, la Kia Sportage recibió de las manos de sus ingenieros liderados por Peter Schreyer una completa renovación de forma y fondo.
 
Para empezar, el chasís es más bajo, ancho y el diseño mucho más aerodinámico  y redondeado. La trompa está protagonizada por los alargados faros, que van justo en sentido contrario a los stops, los cuales se destacan en la parte trasera por su diseño alargado y mucho más moderno que su antecesora.
 
El habitáculo es muy amplio y confortable, aunque en equipo no trae sino lo esencial y básico, con un tablero muy completo y sobrio. El sonido ofrece todas las conexiones para aparatos externos y se expresa en una cadena de cuatro parlantes con dos tweeters.
 
Tres motores
El interior del capó, de líneas marcadas y una enorme parrilla, guarda tres alternativas de motores totalmente renovados. Uno de 2,4 litros gasolina, que ofrece 177 caballos de potencia a 6.000 rpm.
El otro, un interesante y económico Diesel 2,0L turbocargado con intercooler que entrega exactamente la misma potencia pero con las consabidas dosis de torque. También la traerán con el motor 2,0L gasolina de 115 caballos.
 
Para ciudad o carretera
La Kia Sportage Revolution se ofrece con variedades mecánicas en caja y suspensión. Sin importar su motorización, traen caja mecánica de cinco y seis velocidades o automática secuencial de seis relaciones hacia delante.

También se tiene la posibilidad de transmisiones 4x4 ó 4x2. Esto permite que los precios varíen entre los 65 y 85 millones de pesos.
 
Lo último en seguridad
Como equipo básico, la Kia Sportage Revolution incorpora accesorios de seguridad, como seis airbags, ABS y distribución electrónica de frenado, control de tracción y de ascenso y descenso en pendientes y una ayuda electrónica para la estabilidad. Además, llantas 235/55 con rines de 18 pulgadas. 
 
Interior placentero
Dependiendo de las versiones, se puede tener techo de cristal panorámico y enfriadores para los asientos, además de la calefacción en los cojines delanteros.

O tener la llave de apertura y encendido que emite por Bluetooth desde el bolsillo con lo cual las puertas se abren y el motor enciende con solo tocar un botón.

También tiene refrigeración en la guantera, apoyabrazos en las dos bancas, cueros, vidrios traseros oscurecidos para mayor privacidad y espejos con desempañador eléctrico y direccionales incorporadas con leds.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.