Toyota Prado, un 4x4 con cuatro generaciones, llega a la colección Grandes Todoterreno

Fue lanzada en 1990 y mecánicamente estaba equipada con un motor turbodiésel de 2,4 litros de cilindrada que daba una potencia de 95 caballos, acoplado a una caja automática de cuatro velocidades.

Redacción Motor

10:38 p.m. 06 de febrero del 2014

La línea Toyota Land Cruisser que fue presentada en el primer MotorShow de Tokio en 1954 bajo el nombre “BJ”, se transformó con el tiempo en el 4x4 más exclusivo de la marca nipona.

La primera generación del Land Cruiser Prado apareció en 1990 con dos carrocerías de tres y cinco puertas. Seis años más tarde fue presentada su sucesora; ahora más alargada y con suspensión delantera independiente; un esquema que compartía con la Toyota Tacoma, entre otras.

La gama comprendía dos opciones a gasolina de 2,7 y 3,4 litros, mientras que en diésel tenía una de 2,8 cm3 y dos de 3,0 litros. La tercera generación apareció en 2002, con un diseño que combinaba elegancia y robustez.

Desde octubre de 2009, Toyota ofrece la cuarta generación del Land Cruiser Prado disponible, como siempre, en variantes de tres y cinco puertas, la última 45 cm más larga que en su antecesora.

Según el mercado donde se comercialice, se ofrece con diferentes motores. Una de ellas es la V6 gasolina, de 24 válvulas y 3.956 cm3 de cilindrada, que entrega sus 282 caballos de potencia en forma progresiva. La transmisión puede ser manual de seis velocidades, o automática de cinco.

En cuanto al equipamiento ser destacan los dispositivos de asistencia durante la conducción off road: bloqueo de diferenciales, un sistema que ajusta el funcionamiento del acelerador, de los frenos y del control de tracción.

Reclame mañana viernes el Toyota Prado

Para obtener este modelo por excelencia de la casa nipona, recorte el cupón que circulará este viernes con EL TIEMPO, más 14.900 pesos, y reclámelo en librerías, almacenes de cadena, expendios o en los centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.