Toyota propone un inteligente insecto eléctrico para la movilidad en las ciudades del futuro

Este proyecto del fabricante japonés, denominado Smart INSECT, es un diminuto carro que tendría conexión permanente con internet, lo que lo convertiría en mitad red social y mitad vehículo.

Redacción Motor

04:33 p.m. 02 de octubre del 2012

Para Toyota, el carro que las ciudades usarán en el futuro debe reducirse a su mínima expresión, ser unipersonal, contar con motor eléctrico para no tener emisiones, de reducido peso y mantener en permanente conexión con el servicio de Internet.

En estas premisas se basa el Smart INSECT que en su fase de prototipo quiere solucionar las necesidades de espacio y movilidad de las grandes urbes y la alta demandas de tecnología y sistemas de comunicación, tal como si se tratara de una red social en movimiento.

Y es que por una parte, el Smart INSECT tendría una plataforma 'inteligente' capaz de memorizar e interpretar comandos de voz, gestos o acciones y traducirlas a una función concreta de conducción. Incluso, recoge ideas innovadoras vistas en otros prototipos que plantean la interacción, la señalización visual y electrónica con otros vehículos y peatones en la vía.

Además, estos carros estarán conectados a un centro de control donde se encontrarán registrados los datos personales del conductor, los trayectos habituales e información de interés, que se cruzaría con otras bases de datos, para poder encontrar la mejor ruta posible a nuestro destino habitual.

Así, el Toyota Smart INSECT apuesta por la propulsión eléctrica y conexión permanente a internet como principal atractivo para constituirse a la vez en un servicio de movilidad ecológico y una red social ambulante.

Sin embargo, surgen dudas como el nivel de privacidad que podrá tener el conductor al 'informar' siempre de sus trayectos y no poder desconectar a voluntad el servicio de internet permanentes. Como dice el dicho "amanecerá y ...".

Este 'micromachine' eléctrico diseñado por Toyota que por su nombre también podría sugerir la curiosa apertura de sus 'alas-puertas' sigue adelante con su fase de desarrollo y la marca anunció que lo mostrará en un corto plazo.

DATO

Este prototipo se basa en el Toyota COMS que la marca ya ha vendido en mercados asiáticos desde los años 90 como vehículo de trabajo en núcleos densamente poblados.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.