Toyota RAV 4 Life: la camioneta 'tres en uno'

La SUV de entrada de Toyota tiene la misión de mover el competido mercado de las camionetas 4x2. La tradición de marca, su mejor carta de presentación.

Redacción Motor

07:54 p.m. 01 de julio del 2011

Para analizarla en toda su extensión, es necesario dividirla en tres: una cosa son sus formas exteriores, otra su vida interior y una muy distinta el comportamiento que demuestra dentro y fuera de la carretera. Juntas, forman la RAV 4 Life, SUV de entrada que cambió de nombre (reemplaza la versión 'Elite'), pero sigue siendo una Toyota por donde quiera que se le mire.

La nueva versión Life llegó al país para competir en un segmento en donde se mueven motores pequeños, grandes y medianos, tecnologías Diesel o gasolina, tracción 4x2 y 4x4 y equipamiento que va desde lo más básico hasta lo de última generación.

Quizá por ello se ofrece con precios que oscilan entre los 79'990 mil (4x2 mecánica) y los 89'990 mil pesos (4x4 automática), aunque la full equipo, a la que la marca japonesa bautizó Imperial, se sigue comercializando en Colombia y bordea los 100 millones de pesos.

Precisamente estuvimos al mando a la más básica de la gama Life (4x2 mecánica), que no por serlo deja de sorprender por lo expuesto arriba, amén de un pequeño 'face lift' con el que llega a su tercera generación guardando sus líneas características pero con retoques en las luces posteriores y el tono de chapas y espejos, entre otros accesorios, los cuales son ahora del color de la carrocería, sin importar la gama.

Afuera: imponente
Tiene toda la presencia de Toyota que se respete y que, tal cual les sucede a los demás modelos de la marca, no le interesa ser la más bonita de la cuadra, sino reconocida por su figura imponente.

Por eso, y a diferencia de su antecesora, viene con rieles de techo, rines de aluminio de 17 pulgadas (antes exclusivos de la RAV 4 Imperial), direccionales en los espejos retrovisores y una figura muy 'todoterreno' que incluye la parrilla característica de la marca con preeminencia de su escudo en el medio.

Es necesario tener siempre presente la llanta de repuesto, anclada en la puerta trasera y con una cubierta del color de la carrocería, sobre todo en las maniobra de parqueo en reversa, pues por el volumen 'extra' que le aporta a la camioneta puede terminar de 'tope' en aquellos parqueaderos que obligan recostar los vehículos contra muros y paredes. Esta sola amerita sensores de parqueo en la parte posterior de los que carece.

Adentro: muy cómoda
Ninguna de las cinco personas que viajaron a bordo de la RAV4 Life 4x2 por la carretera que de Bogotá conduce a Sopó encontró algún reparo sobre su comportamiento, la suavidad del rodaje y la insonorización de la cabina, que no deja colar el ruido de su motor de 2,4 litros.

El aire acondicionado rueda muy bien por el habitáculo, al punto que los pasajeros pidieron más ventana y menos ventilador, pues a pesar del sol se sintieron al borde de la hipotermia cuando lo probamos. Esta versión trae un radio CD básico con opción de conexión para dispositivo adicional, seis memorias y mandos en el timón para regular estaciones y volumen.

Los toques cromados en las puertas y la barra de cambios le dan un toque deportivo y, como suele suceder con este tipo de vehículos, tiene suficientes guanteras y repisas, y dos portavasos adelante.

Bien portada
Los 168 caballos de potencia que desarrolla su motor de 2,4 litros de cuatro cilindros con tiempo de válvulas variable VVT-i que modifica el tiempo de entrada de aire a las válvulas que permite un torque óptimo y le otorga una muy buena aceleración y caja manual de velocidades de cinco cambios o automática.

El paquete de seguridad lo bautizó Toyota  Star Safety System e incluye frenos ABS, distribución electrónica de frenado EBD, Break Assist (BA) que aumenta autompaticamente la presión de frenado en caso de emergencia, así como dos airbag delanteros y anclaje Isofix para silla de bebés.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.