La Toyota RAV 4 llega a la colección Grandes Todoterreno

Esta camioneta que a la fecha ha vendido 4,5 millones de unidades, nació a mediados de los 90 y abriendo campo al segmento de los SUV pequeños en los mercados internacionales.

Redacción Motor

09:20 p.m. 20 de marzo del 2014

La primera generación del RAV 4, que significa ‘Recreational Activity Vehicle 4-wheel drive’, salió de la línea de montaje en versiones de tres y cinco puertas. Además se ofrecía una variante, para el modelo de tres puertas, que traía techo removible fabricado en metal o de lona.

Su mecánica estaba compuesta por un motor a gasolina de cuatro cilindros, 2 litros y 129 caballos de potencia. Tracción simple y total con transmisiones manuales de cinco marchas o automáticas de cuatro. Mientras que su equipamiento venía con doble airbag en todas las versiones.

La actual generación, cuarta en la historia del RAV4, modernizó totalmente el modelo que ha sido un ícono para la marca nipona. Sus dimensiones cambiaron al ser ahora más ancha y baja. Estéticamente el rediseño en general fue muy refinado con líneas rectas y fuertes, con un nuevo frente que le apor­ta robustez y deportividad.

Con respecto a la mecánica, hay dos opciones. Para las versiones 4x2, está el motor de un 2,0 litros de 146 caballos, y para las 4x4, un 2,5L de 180 unidades de potencia. Todos con tecnología VVTI, que varía la apertura de las válvulas de admisión y escape para optimizar el consumo y aportar más torque.

Adicionalmente para el primer motor, le equiparon una caja CVT de siete velocidades y, para el segundo, una automática secuencial de seis. El interior viene con varias novedades en diseños y texturas. Nuevo timón y un renovado tablero de instrumentos, además de una flamante consola central.

​Reclame el Toyota RAV4 este viernes

Para obtener este modelo, recorte el cupón que circulará mañana 21 de marzo con EL TIEMPO, más 14.900 pesos, y reclámelo en librerías, almacenes de cadena o en los centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.