Bien ubicado en la 'Scala' de precios

Este sedán familiar de Renault debe su origen a Samsung (Corea), filial del grupo Renault-Nissan. Tiene motor 1,6 litros de 110 caballos y precios competitivos: 40 y 43 millones de pesos.

Redacción Motor

05:00 a.m. 28 de mayo del 2010

Asientos y timón regulables en altura, frenos ABS, airbag delanteros, elevavidrios eléctricos, exploradoras, radio CD/MP3 con mandos desde el volante y aire acondicionado con climatización regulada para la versión automática son algunas de las características que los clientes Renault encontrarán en el nuevo Scala, un sedan familiar que llegó de Corea al mercado colombiano.

Este vehículo fue lanzado oficialmente en Colombia hace 15 días en dos versiones: mecánica de cinco velocidades y automática de cuatro. Ambas, acompañando un motor 1,6 litros de 110 caballos de potencia a 6.000 rpm que consume 40 kph (mecánico) y 34 kph (automático), de acuerdo con las pruebas realizadas en Bogotá por la revista Motor (edición 511).

Tiene una pinta muy 'a lo Megane', que para algunos desprevenidos puede verse un tanto anticuada, pero que, en realidad, ha sido un verdadero hit en los mercados asiáticos, según lo manifestado a esta sección por directivas del área comercial de Sofasa. 

Y debe serlo, porque el Scala está montado sobre una moderna plataforma que equivaldría a la de un Megane III, con suspensiones de última generación para una marcha suave y muy silenciosa, y una máquina con tiempos de admisión y escape variables, lo que permite usarlo con gasolina corriente, sin problemas.  

Estas características son pensadas para los mercados emergentes como el nuestro, en donde la gente busca buen comportamiento, precios competitivos y bajos costos de operación. 

Los concesionarios comercializan el Renault Scala en 40 millones de pesos (versión mecánica) y 43 millones de pesos con caja automática. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.