En el universo de las motos hay informalidad por donde se mire

En el mundo de estos vehículos de dos ruedas, todo es relativo: el mercado de 'segundazos', la adquisición del Soat, el casco... Un transporte ideal para trancones, marcado por el 'despelote'.

Redacción Motor

07:34 p.m. 09 de mayo del 2014

Un total de 621.611 matrículas nuevas de motocicletas registró el Runt el año pasado, y en el primer trimestre de este año (enero-marzo), se lograron 161.775, según cifras del propio registro único.

Paralelamente, 166.043 motos usadas cambiaron de manos con todas las de la ley en el 2013 y en el primer trimestre del 2014 lo hicieron 44.951, dos cifras que, de acuerdo con el Runt, están lejos de ser las reales, pues muchas de estas ventas se hacen de manera informal y una gran cantidad de aparatos mueren en los patios de tránsito, talleres informales o en las propias casas y fincas de sus dueños.

El casco también

En cuanto a los motociclistas, la mayoría tampoco utiliza protección idónea cada vez que se sienta al volante. Como lo registramos en la edición pasada, ninguna de las referencias de los cascos más usados en el país aprobó todos los ensayos de las siete pruebas básicas de laboratorio diseñadas por el Fondo de Prevención Vial y Cesvi Colombia: 58 por ciento de estos protectores tuvo un desempeño inferior en esas pruebas frente al 22 por ciento, que alcanzó un desempeño superior. Igual sucede con la obligatoriedad del Soat, que tampoco los seduce (ver ‘El Soat, otro referente’).

La guaya

No debe presentar hilos sueltos ni mordeduras.

El embrague debe transmitir buena potencia a la rueda trasera.

Si es de embrague hidráulico, no debe presentar fugas.

Así miden las emisiones

Hoy tan solo pueden circular motos de cuatro tiempos en el país. En las pruebas de fugas de compresión, sus motores deben registrar 150 libras por pulgada cuadrada y el sistema de escape tener los protectores originales, con niveles de ruido normales. Aceite en el escape significa motor en mal estado y contaminante.

La cadena es crítica

El ‘kit’ de arrastre de la moto debe incluir los piñones traseros, cuyos dientes no pueden estar afilados o con forma de gancho y del disco trasero, que no puede presentar alabeo.

La cadena también debe estar en estado óptimo y si sus tuercas y tornillos están maltratados significa que estas piezas fueron intervenidas por manos inexpertas.

El rodaje

El recorrido del manillar debe dejar un juego libre de hasta tres milímetros al momento de frenar y los rines no deben presentar alabeos, fisuras, óxidos o ruidos durante el rodamiento.

El sistema eléctrico

1. Debe tener buena intensidad de la luz delantera.

2. El haz de luz 4 por ciento por debajo del foco, al proyectarla en una pared.

3. Luz trasera, stop y direccionales funcionando a la perfección.

4. Los cables y contactos en buen estado.

5. Batería sin corrosión y soportes y anclajes en buen estado.

6. Indicadores de tablero y su iluminación, funcionales.

7. Debe lograr un encendido inmediato del motor.

Buen aspecto físico, clave

El maltrato se ve fácilmente con fisuras o golpes en el motor.

Si es de enfriamiento por aire, el estado de las aletas intercambiadoras debe ser perfecto.

Si es de agua o aceite, el radiador, el motoventilador y el ‘enfocador’ del radiador, al día.

Todo correcto y en su lugar

Los espejos retrovisores.

El sillín.

Las direccionales.

El tablero de instrumentos.

Tacómetro y odómetro funcionales.

Llantas al día

No pueden tener golpes ni desgastes irregulares.

La bandas de rodamiento sin despegues o protuberancias en la carcasa, típico de los motociclistas que suben y bajan andenes ‘a la topa tolondra’.

Una suspensión está mal, si…

Los amortiguadores presentan fugas de aceite.

El desplazamiento del émbolo es irregular.

Rebota mucho al comprimir la suspensión: significa que los resortes están en mal estado.

El Soat, otro referente

El costo de los accidentes es mayor al pago que hace el propietario de una motocicleta cuando compra el seguro.

Trámites sencillos, como la RTM y EC, la venta de ‘segundazos’ o la capacitación (un tema que da para otra entrega) por parte de los motociclistas, hacen parte del panorama que rodea la adquisición y el uso de las motocicletas, un medio de transporte muy eficiente en términos de movilidad y emisión de gases a la atmósfera, pero que desde el punto de vista de las cifras explica en parte por qué el alto grado de siniestralidad que las rodea.

Accidentes costosos

“Por accidentes de tránsito ocurridos en el año 2013 y reportados hasta marzo del 2014, las compañías del Soat han efectuado desembolsos por un valor de 531.824 millones de pesos para la atención de 417.256 siniestros –dice Ricardo Gaviria, director de la cámara técnica del Soat, de Fasecolda–. El 81 por ciento de los desembolsos corresponde a eventos en donde, al menos, una motocicleta estuvo involucrada, y del total de víctimas de accidentes de tránsito (personas), el 83 por ciento corresponde a eventos en donde, al menos, una motocicleta estuvo involucrada (ver cuadro: ‘Desembolsos del Soat por accidentes de tránsito 2013’)”.

Según el ejecutivo, el costo de esos accidentes es mucho mayor al pago que hace el propietario de una moto al momento de adquirir el seguro (ver cuadro: ‘Promedio del costo de los siniestros respecto al precio de los vehículos’). Esto es posible gracias a que una parte de lo que pagan otras categorías ayuda a cubrir esos desembolsos. Es lo que en el sector asegurador se conoce como “esquema de subsidio cruzado”.

“La tabla (‘Desembolsos del Soat por accidentes de tránsito 2013’) muestra la siniestralidad teórica (…) por tipo de vehículo, entendida como la tasa que mide la relación entre los desembolsos por víctimas de accidentes tránsito y el recaudo de la compañía, y que viene del precio que paga quien adquiere el Soat –explica el ejecutivo de Fasecolda–. Se observa que la siniestralidad de las motos, de 140,4 por ciento, es el doble que la del agregado”.

Esta cifra podría ser mayor pues, según el gremio asegurador, a marzo del 2014 el número de pólizas Soat expedidas a motos asciende a 2’943.523, tan solo el 44,3 por ciento del parque total.

Promedio del costo de los siniestros respecto al precio de los vehículos

Tipo de Vehículo                                          Siniestralidad (%)

Motos                                                             140,4

Camperos y camionetas                                 17,3

Carga o mixto                                                28,3

Oficiales especiales                                       34,9

Autos familiares                                            17,3

Vehículos para seis o más pasajeros             23,9

Autos comerciales y taxis                              63,6

Servicio público urbano                                 105,9

Servicio público intermunicipal                     69,8

Total                                                              70,0

Fuente: Fasecolda

 

Desembolsos del Soat por accidentes de tránsito (2013)

Tipo de vehículo                 Número de siniestros       Valor siniestro (millones de $)      Valor promedio ($)

Motocicleta                           346.932                                 430.841                                                 1’241.859

Camperos y SUV                  8.607                                     13.525                                                    1’571.444

Carga o Mixto                       7.686                                     16.158                                                    2’102.264

Oficiales especiales              383                                         591                                                         1’543.915

Autos familiares                   21.848                                   28.076                                                   1’285.043

De seis o más pasajeros      1.884                                     3.094                                                     1’642.259

De negocios y taxis              12.235                                    14.474                                                   1’183.036

Servicio público urbano     10.146                                    12.55                                                      1’237.001

Servicio intermunicipal       7.535                                      12.514                                                    1’660.744

Total vehículos                  417.256                                 531.824                                                     1’274.574

Fuente: Fasecolda

Colombia, segundo productor de motos

Un estudio del Centro Virtual de Negocios, compañía de suministro y análisis de información estadística de empresas, muestra que nuestro país ocupa el segundo lugar en la producción de motos en la región, después e Brasil.

“El análisis de los últimos seis años indica que el ensamble y las importaciones de motocicletas, entre el 2008 y el 2013, registraron un aumento del 33 por ciento (437.976 el primer año versus 657.541 al cierre del año pasado)”.

En cuanto al número de matrículas registradas ante el Runt, las de motocicletas se incrementaron 9,5 por ciento (2012/2013), al pasar de 572.584 a 626.883 unidades. De estas últimas, 620.532 fueron ensambladas en Colombia, mientras que, en importadas, las ‘tipo calle’ representan el 40 por ciento del mercado. Les siguen las de carretera (27 por ciento) deportivas (19) y tipo scooter (7 por ciento).

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.