El vaivén del Pico y Placa en Medellín: fracasó la medida durante todo el día

Ante la lluvia de críticas, la Alcaldía decidió dar marcha atrás y modificó el Pico y Placa para hacerlo dos días a la semana para cada vehículo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 06 de febrero del 2009

En menos de un año, los 450 mil vehículos particulares que circulan por las calles de la capital antioqueña pasaron de una restricción de un día a dejar de circular dos veces por semana durante cuatro horas diarias. Pero antes, en una propuesta que estuvo a punto de hacerse realidad, casi terminan guardados durante 24 horas cada semana en los parqueaderos.

Se trata de un vaivén que vivió la ciudad en medio del cambio de la alcaldía del entonces mandatario Sergio Fajardo y de su sucesor, Alonso Salazar. Fajardo estrenó la medida del Pico y Placa en el 2005 en medio del caos vehicular por el aumento en el número de carros y motos en la ciudad. La medida comenzó con un solo día a la semana por el último número de placa entre las 6:30 a.m. a 8:30 a.m. y entre las 5:30 p.m. a 7:30 p.m.

En el 2007, justo cuando Salazar salió elegido, se comenzó a rumorar en la ciudad sobre cambios en el modelo del Pico y Placa. Y en febrero del 2008, el nuevo secretario de Tránsito, Ricardo Smith, anunció la ampliación del Pico y Placa a un día entero a la semana para los vehículos particulares a partir de julio de ese año. "Es una necesidad para mejorar la circulación vial", dijo en su momento.

Sin embargo, Fenalco y asociaciones de cooperativas de transporte escolar, así como ciudadanos que dependen de su vehículo para subsistir, pusieron el grito en el cielo. Incluso, muchos criticaron la falta de concertación del nuevo modelo por parte de la Alcaldía. "Nunca se nos consultó", recuerda el director de Fenalco Antioquia, Sergio Ignacio Soto.

Ante la lluvia de críticas, la Alcaldía decidió dar marcha atrás y modificó el Pico y Placa para hacerlo dos días a la semana para cada vehículo, pero conservando las mismas cuatro horas de restricción.

El que compra, pierde
Sin embargo, el pasado 19 de diciembre del año pasado -y justo el mismo día del concierto gratuito que el cantante Juanes le regaló a Medellín- la Secretaría de Tránsito decidió hacer un polémico sorteo para rotar los números de las placas. Pero el nuevo esquema puso a unos a repetir los mismos días que tenían antes y a otros a dejar su carro dos días seguidos a la semana.

En cristiano, el  nuevo esquema, que comenzó el 2 de febrero, quedó así: lunes 0-2-7 y 8, martes 5-6-7 y 8, miércoles 4-5-6 y 9, jueves 1-3-4 y 9, y viernes 0-1-2 y 3.

Para el experto en movilidad urbana y ex concejal de Medellín, Luis Carlos Díaz, el nuevo esquema fue sospechoso. "Se hizo un sorteo para decirle al ciudadano cuándo debe movilizarse y cuándo no", aseguró.

Díaz dijo que antes de pensar en la rotación del Pico y Placa, se debe evaluar el impacto que ha generado la medida en una ciudad que tiene un atraso de 25 años en su malla vial.

"El esquema está mandado a recoger. Los tacos siguen a la vista de todos y la solución es la construcción de más vías en una ciudad que está colapsada", insistió.

Pero la Secretaría de Tránsito tiene clara la razón de la decisión. Según Rafael Nanclares, asesor de la entidad, la nueva rotación evitará la evasión de la restricción con la compra de un segundo vehículo.

Es decir, en su concepto, como la nueva rotación será aleatoria, los dueños de vehículos no podrán saber en seis meses qué días les tocará dejar guardado el carro por lo que no podrá comprar otro para evadir la norma.

JUAN DAVID CORREA LÓPEZ
MEDELLÍN

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.