¿Vale la pena vender para comprar?

El que adquiere vehículo nuevo debe ser consciente de que, día a día, tendrá más carro que plata. Pero esa depreciación se compensa con la garantía y el olor a nuevo.

Redacción Motor

04:41 p.m. 22 de julio del 2011

En esta época en que las vitrinas ofrecen grandes descuentos, regalos y planes de financiación únicos para sacar los vehículos que se empiezan a quedar, son muchos los interrogantes para los compradores, que no saben si entrar en esa zona en donde los cero kilómetros ya no son tan nuevos o si mejor quedarse con el de marras.

La presencia de esos carros 'grises' (nuevos, pero no tanto) podría ser un síntoma de que ese modelo en particular no tiene un mercado bueno, y si no se vende bien en vitrina, menos a la hora de la retoma.

También delata la llegada del modelo-año 2012, cuyo valor de entrada puede ser igual o incluso inferior en pesos al que aun permanece en vitrina porque la marca lo adquiere con un dólar más barato y a las vitrinas no les queda otra opción que feriar los 2011 para evitar que uno y otro 'se pisen las mangueras'.

Podría significar también, en el caso de las ensambladoras, que hay un buen stock de piezas CKD y, por lo tanto, que sus líneas de producción están al tope, lo que les permite sacar carros 'por toneladas' (especialmente los de mejor salida) y vender volumen a menor precio.

Sea cual sea la motivación que tiene la marca para ofrecer planes de financiación y descuentos, lo cierto es que, para muchos compradores, es la oportunidad de hacerse a un cero kilómetros.

¿Cuál carro comprar?
¿Es mejor comprar un 2011 rebajado o un 2012? ¿Vale la pena comprar ya o es mejor esperar hasta final de año? Todo depende.

Ambos tienen la ventaja de la garantía (el gran valor agregado para quienes pagan más por estrenar) y ambos poseen todas las ventajas de calidad propias de los autos que no han sido 'apaleados'.

A largo plazo, sin embargo, el 2011 se castigará más que el 2012, más aún cuando, a mediados del año entrante, aparezcan los 2013, caso en el cual algunos se verán como 'clásicos' al lado de los segundos.

Ventajas de comprar 2011
*Tiene precio favorable respecto al 2012.
*Los impuestos se liquidan, entre otros, de acuerdo con el año de fabricación, luego el 2011 paga menos que el 2012.
*El Soat también es ligeramente más barato.
*Al salir de vitrina, tiene la misma garantía que el 2012.
*Si es full equipo tiende a desvalorizarse más porque el nuevo trae lo mismo a un precio similar.

Ventajas de comprar 2012
*Se depreciará menos que el 2011 cuando lleguen los 2013 a mediados del año entrante.
*Si vienen con mejoras tecnológicas, respecto al 2011, éstas serán determinantes al momento de la reventa.
*Es, de todas formas, 'más nuevo' que el nuevo 2011, más si se trata de un 'face lift'.
*Obtiene más plata que carro porque la garantía y la calidad propia del estrene es una ventaja durante los primero años.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.