Los vehículos más apetecidos son y serán aquellos que logran cautivar por su estilo

La 'personalidad' de un vehículo es la clave en el diseño y eso va más allá del color o de la simple estética que mantenga.

Redacción Motor

05:55 a.m. 26 de octubre del 2012

Los diseños de hoy hacen ver los carros muy iguales. Al menos es lo que perciben los consumidores modernos, a los que cada vez les es más difícil entender la diferencia entre una marca y otra (en algunos segmentos) porque "todos traen el mismo motor, las mismas llantas, los mismos accesorios, los mismos colores...".

Por eso los vehículos más apetecidos han sido, son y serán siempre aquellos que tienen personalidad, los que logran cautivar por su originalidad, y eso va más allá del color y la simple estética.

¿Qué hace que un vehículo trascienda? ¿Qué, aun siendo modelo 55, tenga los mismos rasgos que su hermano, modelo 2012?

La longevidad del diseño es posible gracias a lo que los expertos llaman 'afinidad vertical'. Consiste en lograr, generación tras generación, autos con una misma imagen y, más importante aun, vigentes al momento de ser reemplazados por un modelo nuevo.

Esto se logra si, al momento de imaginarse un nuevo modelo, se tienen en cuenta temas clave como el tipo de vehículo que construye la marca, la cultura de donde procede, su historia y su tradición. Paralelamente, los diseñadores están obligados a descubrir, de antemano, lo que se va a imponer en el periodo durante el cual el vehículo estará vigente.

Por todo esto, la tarea es hoy mucho más difícil de lo que parece porque si el ciclo de desarrollo está entre tres y cinco años, el del producto en el mercado se extiende a ocho, y si los autos tienen una vida útil de 30, la necesidad de que estos nunca pasen de moda es cada vez más exigente.

Otra clave es que una carrocería estética no debe maquillar una tecnología de mala calidad, pues un vehículo nuevo no solo debe verse nuevo, debe también 'ser nuevo'. La innovación tecnológica sólo será reconocida si viene empacada en un diseño de calidad.

La construcción de una carrocería nueva debe dejar claro que cada modelo hace parte de una familia de diseño, pero también está obligada a mostrarles a los clientes más fieles que hay una progresión real de un año a otro: marcas como Alfa Romeo, BMW, Ferrari, Jaguar, Mercedes-Benz o Rolls-Royce son buenos ejemplos de todo esto.

El diseño no puede olvidarse de nada
El diseñador debe tener claro qué es lo que quieren los usuarios. También es clave para él, conocer las normas de seguridad avaladas en el mundo y lo que exige la OMC en materia de comercio.

Los vehículos tipo 'retro' se imponen
El nuevo Beetle se acerca aun más al escarabajo de los últimos 50 años.
El Mini Cooper emula el Mini Morris.
El Ford Mustang 2012 refleja el de los 60.
El Chevrolet Camaro es 'igualito' a su ancestro de hace 40 años.
El Dodge Challenger 2012 recuerda al de los Dukes de Hazard.
El Fiat 500 pretende ser el 'topo' actual.
El Chevrolet HHR es copia de la Panel 54.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.