Los vehículos podrán advertir cuando un conductor padezca un infarto estando al volante

La idea cuenta con el apoyo del gobierno japonés y consiste en adecuar electrodos y sensores en el timón para que realicen un seguimiento electrocardiográfico y de las ondas del pulso de la persona.

Redacción Motor

08:23 p.m. 15 de noviembre del 2013

Según un estudio, el 50 por ciento de los ataques cardíacos en Japón ocurre en los vehículos.

El proyecto que aún está en su fase inicial, es una propuesta presentada a Toyota por el profesor Takao Kato, de la Escuela Universitaria de Medicina Nippon, luego de que el fabricante de autos abriera una convocatoria para desarrollar mecanismos que mejoren la seguridad en los automóviles.

La compañía nipona ya aceptó el proyecto de Kato, quien encabeza ahora un grupo de investigadores médicos, mientras que Denso, la empresa de componentes del grupo Toyota, colaborará en el desarrollo de los sistemas electrónicos necesarios para tal fin.

¿Cómo funcionaría?

El proyecto contempla instalar en el timón electrodos que permitan realizar un seguimiento electrocardiográfico del conductor y sensores que detecten las ondas del pulso, creado en sus vasos sanguíneos, cuando la sangre es bombeada desde el corazón.

Para obtener una mayor precisión, el asiento contaría también con electrodos para poder realizar el electrocardiograma. Los datos serían analizados en tiempo real y un sistema de voz informaría de síntomas peligrosos y recomendaría entonces detener el vehículo.

El equipo de investigación acaba de concluir un estudio en el que se hizo un detallado seguimiento electrocardiográfico a un grupo de personas con un monitor Holter.

La investigación concluyó que de los 34 individuos que sufrieron fibrilaciones ventriculares o ataques al corazón, 31 mostraron un patrón común de alteraciones en el sistema nervioso autónomo entre una y dos horas antes de sufrir las complicaciones cardíacas. “Si ese patrón puede ser detectado, se podría alertar de antemano si se va a sufrir un ataque al corazón”, explicó Kato. “El punto ahora es cómo mejorar la precisión de esa detección”, añadió el investigador.

Con apoyo gubernamental

Esta novedosa idea cuenta con el apoyo del gobierno de Japón, que recientemente publicó un informe en el que se concluía que el 50 por ciento de las muertes repentinas en el área metropolitana de Tokio, se deben a ataques cardíacos mientras se conduce.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.