Cuando no todos los vehículos son un lujo

Cerca 800 mil vehículos de servicio público hay en el país, entre taxis, buses, busetas, camiones y tractocamiones. Aporte a la economía.

Redacción Motor

09:45 p.m. 27 de abril del 2012

El sector automotor ha demostrado en los últimos años ser uno de los más dinámicos de la economía colombiana. Aparte de la disparada en las ventas del último año (más de 320 mil unidades vendidas), el carro es un generador de empleo y cada día más, miles de personas y familias derivan sus ingresos de un vehículo.

Aunque muchos, incluso en el alto gobierno, siguen pensando que el automóvil es un lujo o es para ricos. De ahí que al carro particular se le impongan más impuestos, aranceles, alzas a la gasolina, peajes, seguros obligatorios y revisiones técnico-mecánicas, y para rematar, cada día se limita más su circulación.

Bastan algunas cifras para demostrar que el carro, en este caso el de servicio público, es un elemento esencial para el trabajo de muchos colombianos y sus familias. Según cifras oficiales, hay 351.281 taxis; 164.493 buses; 215.510 camiones y 47.506 tractocamiones.

Y hace poco más de tres años, cuando se impuso el pico y placa todo el día en Bogotá, un estudio de la Cámara de Comercio reveló que el 42 por ciento de las personas que tienen carro particular dependen económicamente de él. Y ni hablar cuántas personas serían si la cifra se extiende al resto del país.

Fenalco tenía -para esa misma época- entre sus cuentas, que sólo en el sector automotor había 8.823 empresas que generaban más de 72 mil empleos. Toda la actividad comercial aporta el 28 por ciento del producto interno bruto de la ciudad y el 51 por ciento del empleo de la ciudad.

Es mucha gente. Empleados de estaciones de servicio, vendedores de concesionarios, talleres, almacenes de repuestos; lavaderos de carros, montallantas y en fin, una larga y productiva cadena. Se estima que el carro particular es la herramienta fundamental de trabajo para cerca de 600 mil personas y sus familias.

A esta larga cadena de generación de empleo, hay que sumar otros aportes del carro a Bogotá. Más de 350 mil millones de pesos al año por concepto de impuesto de rodamiento; y el 18 por ciento de los ingresos tributarios, casi 600 mil millones de pesos a través de la sobretasa a la gasolina.

El 'trabajo' de las motos

El Comité de Ensambladoras de Motos Japonesas estima que cerca de 1,3 millones de empleos, directos e indirectos, genera el sector de motocicletas a nivel nacional.

Ensambladoras: 6 mil empleos; proveedores de partes locales: 3 mil; distribuidores, 12 mil; talleres, 32 mil empleos; repuesteros, 12 mil; importadores, 2 mil empleos; mototaxismo; 450 mil empleos; mensajería, domicilios, 720 mil empleos.

En las motos ensambladas en Colombia, mínimo el 17 por ciento de sus piezas y partes son fabricadas por proveedores nacionales.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.