Todos los vehículos Subaru obtuvieron el máximo puntaje en las pruebas de choque del IIHS

Por segundo año consecutivo, el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS), ente regulador de la seguridad vial en Estados Unidos, reconoció a Subaru como la únicá marca en ganar esta distinción.

Redacción Motor

05:00 a.m. 11 de febrero del 2011

De nuevo, Subaru ganó el Top Safety Pick 2011 que entrega el IIHS y como reconocimiento a ser el único fabricante que obtuvo el máximo puntaje en protección a pasajeros en cada uno de los segmentos en los que participaron sus vehículos en las pruebas de choque y de volcamiento que realiza el instituto estadounidense.

De esta forma, los autos y camionetas de la marca japonesa tuvieron el mejor desempeño en la protección dentro del habitáculo en caso de accidentes frontales, laterales, traseros y volcamientos en donde obtuvo la calificación "bueno" en cada categoría.

El IIHS califica en términos de Bueno, Aceptable, Marginal y Pobre, siendo "bueno" la más alta calificación posible en las pruebas. Así mismo, el instituto destacó que como requisito los ganadores también debían tener el control electrónico de estabilidad, cosa que cumplieron los modelos Subaru, y que se convierte en una herramienta de anticipación y prevención de posibles accidentes.

Entre los vehículos que se probaron y que están en el mercado colombiano se cuenta los sedanes Impreza y All New Legacy y la camioneta Outback. Todos con tracción en las cuatro ruedas.

Así son las pruebas del IIHS
Las evaluaciones de resistencia al impacto frontal del instituto se basan  en los resultados obtenidos a partir de choques frontales a 64 kph. La evaluación general de cada vehículo se basa en la medición de la intrusión de objetos en el compartimiento de los pasajeros y el conductor, las medidas de las lesiones registradas por un maniquí ubicado en el asiento del conductor y el análisis de los videos en cámara lenta para determinar qué tanto controla los movimientos del maniquí el sistema de retención.

Las evaluaciones laterales se basan en una prueba de choque durante la que se golpea el lado del vehículo con una barrera en movimiento a 50 kph. La barrera representa la parte delantera de una camioneta o SUV. La calificación se basa en las medidas de lesiones registradas por 2 maniquíes llenos de sensores. La evaluación expone la protección para la cabeza y el funcionamiento estructural del vehículo durante el impacto.

La protección trasera por accidente se clasifica de acuerdo con un procedimiento en dos etapas. El punto de partida para las calificaciones son las mediciones de la geometría de los apoyacabezas, la altura de estos, y su distancia horizontal detrás de la cabeza de un hombre de tamaño promedio.

Los apoyacabezas con una buena o aceptable geometría se someten a pruebas dinámicas utilizando un maniquí que mide las fuerzas en el cuello. Esta prueba simula una colisión en la que se golpea a un vehículo estacionado en la parte posterior a 36 kph. Los asientos que no tengan una geometría buena o aceptable se clasifican pobres en general porque no se puede utilizar para proteger a diferentes personas.

En la prueba de resistencia del techo, una placa de metales se empuja contra un lado del techo a una velocidad constante. Para obtener una buena calificación, el techo debe soportar una fuerza de 4 veces el peso del vehículo antes de llegar a 5 pulgadas de aplastamiento. Esto se llama una relación resistencia/peso.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.