Vehículos de trabajo con tarifas del segmento 'premium'

Un amarillo puede llegar a los 95 millones de pesos debido a los costos que rodean su compra y posterior puesta de servicio. Muchos producidos 'no dan'.

Redacción Motor

03:46 p.m. 24 de agosto del 2012

La problemática de los taxis en Bogotá va más allá del tema de pico y placa o la baja afluencia de servicios en algunas zonas de la ciudad.

Hoy, un taxi puede salir por 95 millones de pesos debido al los costos que rodean su compra y puesta en servicio, como la matrícula, el radioteléfono, el taxímetro y el derechoa radiofrecuencia.

Además de cancelar su valor, el propietario debe comprar el mal llamado 'cupo', que en realidad es un 'derecho de reposición' del carro, cuyo valor está por el orden de 65 millones de pesos.

Ese derecho se deriva de la chatarrización de otro taxi, por vida cumplida, y con la cancelación de esas placas se accede a una nueva matrícula. Ese es un negocio entre particulares.

Si bien un taxi no tiene vida útil limitada por tiempo de servicio, como sucede con los buses, los concesionarios están haciendo reposición cada cinco años porque -después de este tiempo- el mantenimiento es más costoso debido a los cientos de kilómetros que ya tiene recorridos.

Más costos
Según cálculos de personas que trabajan detrás del volante y que fueron consultadas por Vehículos, el consumo de gasolina promedio es de 300 pesos por kilómetro.

El costo operacional asciende -así- a los 3 millones de pesos mensuales, monto que varía de acuerdo a lo que mecánicamente le pida el carro a su dueño (aceite, llantas, batería, frenos, entre otros).

Cabe aclarar en este punto que la gasolina o el gas no la asume el propietario del vehículo, sino quienes lo usan, es decir, los conductores que, en una gran mayoría, son personas que lo alquilan cada día y por turnos.


Esto da pie para entender un poco más cómo funciona el negocio: una cosa es el propietario, el que hace la inversión, y otra el conductor.

El segundo opta por buscar turnos de trabajo de 12 horas o 'el extendido', de más de 12, para manejar el mismo vehículo en jornadas que muchas veces van desde las 4:00 a.m. hasta las a 9:00 ó 10:00 p.m.

Lo recaudado por día de un taxi está alrededor de 200 mil pesos, siempre y cuando sea 'bien trabajado', es decir, de forma disciplinada, bajo la tarifa vigente de 68 pesos por unidad, lo cual redunda, según los mismos propietarios, en una rentabilidad muy baja debido a los costos operacionales, especialmente el de la frecuencia del radioteléfono, la herramienta fundamental para competir bien.

Lavado y tanqueado
Los conductores contratados deben 'reconocerle' al dueño del taxi, luego de un turno de 12 horas, 50 mil pesos del total del producido durante la jornada. Por su parte, el de horario extendido debe entregar entre 70 y 80 mil pesos, dependiendo del acuerdo al que hayan llegado (por lo general, son de palabra y con la obligación de recorrer 250 kilómetros diarios). Además, deben entregar el auto lavado y tanqueado.

Cabe anotar que en este tipo de acuerdos no existe la posibilidad de que el conductor goce de seguridad social ni las prestaciones de ley.

Pico mata valle
Con o sin pico y placa, en las horas valle siempre habrá menos demanda de servicio de taxis, así que el empresario y el conductor deben acomodarse a los horarios de la hora 'pico' para que el cambio de turno no se haga en ese tiempo. Lo usual es que el taxista está entregando el carro en las horas pico y eso baja el número de vehículos en la calle. Si lo hace en hora valle, gana el taxista pero, sobre todo, el ciudadano, que accede a un servicio más eficiente y no oirá jamás que "no lo puedo llevar porque voy a entregar el servicio".

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.