Los vehículos usados, una forma de tener 'más carro' con menos plata

Quienes aspiran a tener un muy buen vehículo usado tienen un inmenso abanico de excelentes oportunidades. Nuevas tendencias, en el mercado nacional.

Redacción Motor

08:08 p.m. 28 de junio del 2013

Entre enero y mayo de este año, según las cifras del Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), las ventas de vehículos particulares usados alcanzaron las 178.925 unidades, 3.722 más que en el mismo periodo del 2012.

Aunque es normal que se vendan más usados que carros nuevos en una proporción de 2 a 1, el buen momento de este mercado contrasta con el de los ‘cero kilómetros’, que este año han tenido un desempeño regular en las ventas globales.

Al 31 de mayo pasado, sólo 114.581 unidades salieron de las vitrinas, una caída de –8,67 por ciento con relación a los cinco primeros meses del 2012.

Esta situación muestra las dos caras de la moneda: por un lado, algunos concesionarios se quejan de que la caída de los nuevos está afectando las retomas, aunque no es una situación generalizada (ver recuadro); pero, por otro lado, quienes aspiran a un buen usado tienen un inmenso abanico de excelentes oportunidades para hacerse a un buen carro.

Por ejemplo, el portal de internet www.carroya.com tenía, hasta el jueves pasado, 5.224 automóviles y 1.847 camionetas (SUV) usados para la venta. De estos, 505 automóviles son modelo 2012 y 605 modelo 2011.

Y lo mejor, son autos con poco kilometraje. Claro, teniendo en cuenta que la restricción al uso del carro particular y los trancones en Bogotá han reducido el recorrido anual a un promedio de 10 mil o 12 mil kilómetros. Así, www.carroya.com anuncia 1.541 vehículos con menos de 20 mil kilómetros de recorrido; y 1.106 con menos de 10 mil kilómetros de uso.

Ahora, una situación distinta se presenta para quien compra usado y otra para quien lo vende. Para el primero, la gran ventaja es el precio atractivo y la posibilidad de obtener por la misma plata un muy buen usado, mejor equipado, de modelo reciente y con poco kilometraje, esto, comparado con la posibilidad de comprar uno nuevo del nivel de entrada.

La razón, explica Camilo Gutiérrez, gerente de usados de Continautos, es que las marcas están poniendo en el mercado autos ‘pelados’ a un precio muy llamativo para los que quieren estrenar cero kilómetros.

Esta situación conlleva a que el usado tienda inexorablemente a la baja, y de ahí los precios de quema pues su precio se afecta por sus hermanos que están en vitrina.

Para quien vende, la cosa es a otro precio, en el caso de que entregue su carro en parte de pago de uno nuevo, lo que se conoce como ‘retoma’.

No obstante, esta es la opción más segura, pues tratar de venderlo en la calle, si bien podría representar más plata por el carro, es una situación que implica muchos riesgos, dice Gutiérrez, quien además explica que ya hay un cambio en la mentalidad de la gente: “Ya no cambian seguridad por plata”. En el caso de Continautos, por cada 100 carros nuevos, se venden 30 usados, que en un mes pueden ser unos 280.

‘Mucho ruido en el ambiente’
El bajo precio de los usados y los anuncios de cambio del pico y placa, sumado al mal estado de las vías, son a juicio de Alvaro Jaramillo, gerente de usados de Autonal, factores que desestimulan el mercado del usado. Jaramillo dice que el mercado ‘está frenado’. “Los precios del usado vienen bajando. La economía los ha afectado, la gente estaba sobreendeudada y cubriendo gastos. Hay que esperar qué va a pasar. Hay mucho ruido en el ambiente”.

Consejos para comprar usado
*Hay usados en garantía. Apúntele a uno de esos.
*Que tenga poco kilometraje (10-12 mil kilómetros, promedio anual).
*Evite los carros de ciudad. Prefiera los usados en carretera. El de ciudad está más expuesto a contaminación, a la polución y sus motores ‘sufren’ más en la ciudad, lo mismo que otros componentes, como el embrague.
*Último modelo. Prefiera el de un modelo vigente. Que tenga historial de mantenimiento en concesionario. Y fíjese en la fecha de la matrícula.
*Cero choques. Todos los carros están expuestos a golpes y rayones, pero lo más importante es que no tenga problemas en su estructura (chasis).
*Los ‘engallados’. Prefiera los carros que están en su estado original, que no tenga ‘gallos’ que alteren condiciones como su altura al piso, tamaño de los rines, etc.

Ver en el siguiente enlace: Así funciona la garantía a la hora de comprar un vehículo usado

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.