Mientras la venta de carros nuevos disminuye el mercado del usado se reactiva nuevamente

Muchas familias bogotanas que poseen, por ejemplo, dos carros 'pares', están cambiando uno de ellos por un 'impar'. Ya no buscan prestaciones o colores fijos, sino número de placa.

Redacción Motor

05:14 a.m. 13 de julio del 2012

Mientras los nuevos caen, los segundazos parecen estar pasando por un buen momento, o al menos es lo que dicen los directores de ventas de algunas de las vitrinas con mayor rotación de vehículos matriculados de Bogotá.

Todos manifiestan un incremento en la salida de los usados, aunque en la modalidad de retoma o 'cambalache', es decir, en la del cambio de un carro por otro. Aseguran que, a diferencia del comprador tradicional, el del trueque no se está fijando en la billetera. Lo que más lo motiva es el número de la placa.

Casa Toro, por ejemplo, registró un incremento del 30 por ciento en la retoma de vehículos de entre 15 y 30 millones de pesos, durante las últimas semanas. "Los Chevrolet Aveo y Corsa, los Renault Twingo, Clio y Logan y el Mazda 3 fueron los que más salieron, a cambio de otros similares", dijo la coordinadora de mercadeo, Natalia Munar.

El gerente de usados de Los Coches, Jaime Sánchez, aseguró que el cambalache de vehículos aumentó 20 por ciento en su negocio, y el de Continautos, Camilo Gutiérrez, que el incremento de su vitrina (bajo la misma modalidad) fue del 30 por ciento, especialmente por el buen comportamiento de los Spark, Aveo y Corsa, los cuales 'salen' con facilidad.

Madiautos fue el concesionario con el mayor incremento de retomas de las últimas semanas: 120 por ciento. "El rango de precios que más se está moviendo es el de los 15 a los 30 millones de pesos -recalcó el jefe de mercadeo, Guillermo Patiño-. Están saliendo vehículos de todas las marcas y los clientes se están manteniendo en la misma gama".

Autonal también es una vitrina multimarca y su director de usados, Héctor Alférez, también notó un movimiento inusual (20 por ciento de incremento) en el rango de los 15 a los 30 millones de pesos, aunque también en los 'cero kilómetros'. Los Chevrolet Aveo y Spark, los Renault Logan y Sandero y el VW Gol son los modelos más solicitados.

RECUADROS:

Lo bueno del carro de segunda mano
El segundazo cada vez se consigue más 'nuevo', gracias a la dinámica del mercado de los 0 kilómetros, y al pico y placa.
Incluye matrícula y depreciación porque ya salió del concesionario.
Es más estable a los vaivenes del dólar que el nuevo porque el mercado del usado es menos cambiante que el del nuevo.
El comprador lo valora más por el servicio que presta que por su costo. El 'golpe' de la reventa es menos duro.

Prefiera la vitrina
El concesionario lo entrega con garantía sobre motor y sistema eléctrico, mientras que el dueño o el 'compraventero' no tienen el respaldo económico para hacerlo. A la hora de la retoma, la vitrina prefiere el carro que ya conoce al que no sabe nada. El comprador tiene la garantía de que es de buena procedencia y de que tiene su hoja de vida limpia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.