Ventas: ¿quién es quién en la estadística?

El consolidado de Econometría, retomado por Fenalco en su informe sobre el mercado automotor enero-agosto, devela cuáles son las marcas que jalonaron la cifra.

Redacción Motor

10:57 p.m. 30 de septiembre del 2011

Los vehículos importados por las ensambladoras son grandes responsables de las ventas registradas al cierre del agosto del 2011, las cuales se incrementaron en un 42,05 por ciento durante los primeros siete meses del año frente al mismo periodo del 2010, al pasar de 150.309 a 213.516 vehículos facturados.
 
De ese porcentaje, los que llegan al país a través de las ensambladoras aportaron el 69,74 por ciento, mientras que los importados tradicionales se apoderaron del 49,61 y los ensamblados localmente, del 29,41 por ciento del mercado automotor.
 
Sin embargo, aunque esa variación favorece a los primeros, los importados tradicionales sobrepasaron a los ensamblados en el país y dejan 'regados' a los importados por las ensambladoras en número de unidades vendidas, al pasar de 67.766 vehículos colocados (enero-agosto 2010) a 101.388 (enero-agosto 2011).
 
Los ensamblados lograron facturar durante ese mismo periodo 89.352 vehículos frente a los 69.045 de los primeros siete meses del año pasado y los importados por las ensambladoras pasaron de 13.498 a 22.776 colocaciones.
 
'Todo depende', entonces, al momento de analizar las cifras del sector, en especial si el ejercicio se realiza marca por marca: es necesario mirar con lupa el tipo de vehículos que vende cada una (automóviles, camiones buses...), la gama a la que pertenecen (baja, media, premium...), su historia en el país (hay marcas que llevan menos de un año rodando por estas latitudes) y, sobre todo, el número de unidades que representa cada porcentaje: hay enormes cifras porcentuales comparativas de crecimiento, pero en marcas que manejan pequeños volúmenes de vehículos.
 
Land Rover, por ejemplo, creció 272,41 por ciento durante estos primeros siete meses porque pasó de vender 29 unidades, de enero a agosto del 2010, a 108 durante el mismo periodo, mientras que BMW, líder del segmento premium, aumentó pero por debajo del promedio (35,87 por ciento), porcentaje que equivale a 1.534 unidades facturadas vs. 1.129 del año pasado. Ambos están haciendo bien la tarea.

Hay que citar también que las marcas de alta gama obviamente no pueden subir sus ventas masivamente al ritmo de los modelos populares pero su crecimiento indica el buen momento de la economía porque mucha gente se desplaza hacia vehículos más costosos.
 
Esto se ilustra bien con el repunte en los últimos años de Renault, Hyundai y Kia (segundo, tercero y cuarto en ventas, respectivamente), en gran medida, porque son líderes en segmentos populares y Hyundai tiene la gran mayoría en taxis.
 
Entre tanto, el enorme liderazgo general de Chevrolet se debe no solo a sus exitosos taxis y compactos (Aveo y Spark) sino también a que ofrece un gran portafolio que incluye desde camiones hasta autos familiares. En este grupo de líderes, sin embargo, tan solo Renault y Kia se ajustan al promedio de crecimiento entre enero-agosto del 2011: 42,99 y 43,60 por ciento de incremento, respectivamente lo cual indica que ganan participación en la gran torta del mercado (ver: 'Facturación de vehículos al detal').  
 
Facturación de vehículos al detal
Enero-agosto 2011
Crecimiento total general del mercado: 42,05 por ciento
 
        En este cuadro es importante leer cuáles marcas han logrado tener ventas superiores a lo que crece el mercado lo cual indica que van por encima del crecimiento (42.05%), ver las que se mantienen en cantidad de unidades pero no han progresado al ritmo de la demanda y las que van por debajo del ritmo.  

Marca

Enero-agosto

2.010

Enero-agosto

2.011

Variación

(%)

Chevrolet*

51.516

71.127

38,07

Renault*

22.172

31.704

42,99

Hyundai*

16.006

19.124

19,48

Kia

12.632

18.140

43,60

Nissan

7.880

15.399

95,42

Toyota

7.356

9.020

22,62

Mazda

8.419

9.013

7,06

Ford

3.345

6.743

101,58

Volkswagen

4.151

5.616

35,29

Dodge

1.235

1.968

59,35

BMW

1.129

1.534

35,87

Mercedes-Benz*

953

1.462

53,41

Ssangyong

1.408

1.422

0,99

Mitsubishi

1.229

1.274

3,66

Honda

901

1.172

30,08

Hino

731

1.044

42,82

Audi

826

884

7,02

DFM

604

842

39,40

Fiat

526

823

56,46

Peugeot

375

670

78,67

Freightliner**

240

640

166,67

Jeep

377

564

49,60

Volvo

270

499

84,81

Hafei

441

478

8,39

Daihatsu

452

467

3,32

Subaru

347

394

13,54

Citroën

166

361

117,47

Skoda

190

309

62,63

Mini

179

282

57,54

Seat

135

264

95,56

Chana

272

188

-30,88

JMC**

160

183

14,38

Land Rover

29

108

272,41

Mack**

10

99

890,00

Porsche

45

78

73,33

Dongfeng

45

70

55,56

Alfa Romeo

29

59

103,45

Jaguar

6

4

-33,33

 

Otros***

2.395

5.822

143,09












Ventas de las ensambladoras enero-agosto 2011
Empresa  2.010  2.011  Variación (%)
Colmotores (GM)  51.536  71.150  38,06
Sofasa (Renault)  22.162  31.685  42,97
C.C.A. (Mazda)  8.845  9.293  5,07
Total  82.543  112.128  35,84
Fuente: FENALCO (Econometría S.A.)


Las primeras de la torta*
(Enero-agosto del 2011)
Marca   Unidades Participación (%)
Chevrolet   71.127   33,31
Renault  31.704   14,85
Hyundai   19.124   8,96
Kia    18.140   8,50
Nissan    15.399   7,21
Toyota   9.020   4,22
Ford    6.743   3,16
Volkswagen   5.616   2,63
Dodge    1.968   0,92
BMW    1.534   0,72
Fuente: FENALCO (Econometría S.A.)

*Excluimos al Grupo Cinascar, que aparece en el noveno lugar de esta tabla, porque maneja varias marcas que no están discriminadas en el informe.

Las que más crecieron*
(Enero-agosto 2010 vs. 2011)
Marca   Variación (%)
Mack   890,00
Land Rover   272,41
Freightliner   166,67
Citroën   117,47
Alfa Romeo   103,45
Ford    101,58
Seat    95,56
Nissan    95,42
Volvo    84,81
Peugeot   78,67

*Excluimos al Grupo Cinascar, que aparece en el séptimo lugar de esta tabla, porque maneja varias marcas que no están discriminadas en el informe, al igual que las que no registran ventas el año pasado.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.