Venturi lanzó una nueva generación del súperdeportivo Fétish

Este prototipo eléctrico biplaza es la última novedad del fabricante francés. Ofrece 300 caballos de potencia y logra una aceleración de 0 a 100 kilómetros en tan solo 4 segundos.

Redacción Motor

05:32 a.m. 15 de marzo del 2012

Ocho años después de haber sido presentado este prototipo en conmemoración de los primeros 20 años de la marca, Venturi presenta una nueva generación del Fétish, un concepto biplaza eléctrico que pretende ofrecer el mismo rendimiento que un vehículo con un motor a combustión.

Dentro del gran número de cambios que le incluyó su fabricante, el nuevo Venturi Fétish muestra un amplio alerón trasero y una decoración externa inspirada en el Venturi Jamais Contente.

El interior del vehículo también fue rediseñado con un panel de control que logra una conexión con dispositivos de alta tecnología. Además, las sillas y los tapizados cuentan con materiales suaves como cuero en colores vivos.

Pero las novedades no son solo estéticas ya que cuenta con un motor eléctrico VM300 más potente y una autonomía mejorada. Ofrece 300 caballos de potencia con un peso de 1.225 kilogramos, 380 Nm de par disponible desde el mismo instante en que se pisa el acelerador y su relación peso/potencia le permite hacer de 0 a 100 kilómetros en tan solo 4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora.

Para llegar a esas prestaciones fue necesario rediseñar las baterías. Es así como el nuevo Fétish cuenta con un nuevo paquete de baterías de 54 kWh que ofrecen una autonomía de 340 kilómetros en recorridos planos y a una velocidad estable de 90 km/h.

El nuevo eléctrico es ensamblado a mano en la ciudad de Mónaco, bajo pedido del consumidor que esté dispuesto a pagar una cifra cercana a los 750 millones de pesos fuera de impuestos y a esperar más de 12 meses a su entrega. Dada su exclusividad la producción del Venturi se limita a 10 unidades al año.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.