Viaje al interior de Toyota Brasil

La de Indaiatuba es la tercera planta mundial de la marca después de Taiwán y Turquía. Fabrica exclusivamente el Corolla 2012 para el mercado regional.

Redacción Motor

08:36 p.m. 17 de junio del 2011

Los casi 20 millones de habitantes del municipio del 'Gran Sao Paulo' (11 millones viven en el área metropolitana) se mueven a bordo de seis millones de vehículos y en virtud de una red integrada de transporte urbano compuesta por cinco rutas de metro interconectadas entre sí, 278 kilómetros de líneas de tren metropolitano, 7.000 de buses urbanos controlados por sofisticados sistemas de posicionamiento (GPS) y 32 mil taxis.

Los más afortunados pueden 'volarse' todos los pares y semáforos de la ciudad, gracias a que circulan en los más de 300 helicópteros privados que surcan el cielo paulista, número que tan solo es superado por el que recibe el espacio aéreo de Nueva York (456 unidades).

Con semejantes cifras emanadas tan solo de esta ciudad, la más grande de Brasil, es fácil explicar por qué ese país compra 12 veces más vehículos que Colombia (3,5 millones de personas estrenarán carro este año) y, según el vicepresidente de Toyota Brasil, Luis Carlos Andrade, la razón por la cual, para muchos analistas, los cariocas 'no necesitan de Mercosur' para vender.

"Para nosotros, los mercados complementarios son buenos, pero la mayor parte de las unidades que producimos se queda en Brasil -advierte el alto ejecutivo de Toyota-. Sin embargo, en estos momentos tenemos dos plantas de producción (Brasil y Argentina) dedicadas a atender mercados de América Latina, incluido México y también Colombia, a donde ya está llegando el Corolla 2012".  

Precisamente la marca japonesa posee, desde 1998, una moderna planta de producción de 102 mil metros cuadrados (en un terreno de 1'776 mil) ubicada en Indaiatuba -a hora y media por tierra de Sao Paulo- y dedicada exclusivamente a fabricar 70 mil sedanes Corolla al año, de los cuales 55 mil se quedan en Brasil, 10 mil viajan a Argentina y los 5 mil restantes se reparten en el resto de mercados de la región, incluido Colombia.

La fábrica produce 42 referencias diferentes de partes para el vehículo, aunque el 80 por ciento de éstas lo aportan proveedores locales, y del Japón provienen el motor y la transmisión.

"La casa matriz paró durante cuatro días la producción de suplementos después el terremoto, lo que nos obligó a detener Indaiatuba durante dos días semanales, a lo largo de este semestre -asegura Andrade-. Sin embargo, el compromiso de directivos y trabajadores es redoblar esfuerzos el próximo semestre para alcanzar la meta de producción del año".

Estuvimos en Sao Paulo por invitación de Toyota de Colombia y Distoyota.

La tercera del mundo
Idaiatuba es considerada por la casa matriz de Toyota como la tercera planta en importancia de la marca en el mundo después de Taiwan y Turquía gracias a sus estándares de calidad que se basan en una política de seguridad, cuidado del medio ambiente, volumen, costos y tiempos, y a su tecnología de punta que incluye robots en el 20 por ciento de la línea.

La marca inaugurará este año una nueva planta que fabricará un vehículo popular cuyo nombre y 'pinta' aun se mantienen en secreto y que estará dirigido exclusivamente a los países del Mercosur.

Uno de los preferidos
El Corolla fabricado en Indaiatuba presenta el más alto índice de satisfacción en la encuesta de consumo de Brasil, seguido por el Nissan Sentra y el Renault Magane. Según sus directivos, tan solo el 0,3 por ciento de los Corolla evaluados es devuelto a la línea por el área de control de calidad.   

Cifras de Indaiatuba

Un Toyota Corolla dura seis horas en producción.
El ensamble demora dos horas y media.
La fase de pintura tarda siete horas y es la más delicada, al punto que nadie diferente a los pintores tienen acceso al área.
160 personas intervienen en la fabricación de cada vehículo.
Desde la lata cruda hasta el vehículo terminado hay 2.380 operaciones diferentes.

86,4 por ciento de los vehículos pasa sin tacha los estrictos controles de calidad. La idea es llegar al 95 por ciento.

Los técnicos les realizan pruebas al 100 por ciento de los motores.
Al interior de la planta hay una escuela de entrenamiento que capacita a los nuevos operarios en ocho habilidades fundamentales.

La planta produce más de 7 mil partes del Corolla al día, de 42 referencias diferentes.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.