El Volkswagen más eficiente y ecológico del mundo: XL1

El 'día sin carro' que se adelanta en Bogotá es una buena fecha para revisar uno de los más notables avances en materia de movilidad ecológica de la marca alemana. Es un híbrido llamado Studie XL1.

Redacción Motor

05:00 a.m. 03 de febrero del 2011

Todas las marcas automotrices del mundo vienen trabajando desde hace años en ofrecer una alternativa a los motores de combustión y sus emisiones contaminantes.

Estos desarrollos se han dividido en tres líneas dependiendo su prácticidad, aplicación masiva en el corto tiempo y costos:

1. Autos con motores de combustión cada vez más eficientes, lo que se traduce en menores consumos de combustible, mayor poder y emisiones mínimas.

2. Autos eléctricos que no tienen ningún tipo de emisiones en los que se busca una autonomía cada vez mayor que es una de sus limitantes, así como los costos de las baterías y el consecuente problema de reciclar las mismas al final de su vida útil.

3. Autos híbridos en los que se combinan dos motores, uno de combustión y otro eléctrico, que solucionan el tema de la autonomía y reducen a la mitad los inconvenientes de los eléctricos pero que dependen de apoyos gubernamentales pues siguen siendo caros y poco espaciosos al tener dos propulsores bajo un 'cascarón', lo que pone en duda su introducción masiva.

De esta forma muchas marcas apuestan en uno y otra dirección e incluso mezclan opciones. Por ejemplo, Volkswagen tiene una línea de motores eficientes pero su punta de lanza en esta materia es un prototipo denominado XL1 del cual se están haciendo pruebas en todo el mundo ya que se anunció que su producción sería real en menos de dos años.

El Volkswagen Studie XL1 es un prototipo híbrido cuya batería para el motor eléctrico se pueden recargar directamente de un enchufe doméstico. 

Tiene un curioso diseño compacto y alargado, con dos puertas laterales, que se abren hacia arriba, capacidad para dos personas y una futurista vista posterior en la que se refuerza un estupendo coeficiente aerodinámico.

El motor de combustión es tipo diesel con dos cilindros de 48 caballos de potencia y una capacidad de 800 centímetros cúbicos, menos que un Chevrolet Sprint,  y otro eléctrico de 20 kW (27 caballos adicionales) que se alimenta de la energía almacenada en una batería de ión litio. Tiene tracción trasera y una caja de cambios automática de doble embrague de siete velocidades.

Después de las pruebas de autonomía, lo más relevante de este modelo será su consumo pues la marca asegura que digiere apenas 0.9 litros por cada 100 km y que en combinación de ambos motores permitiría un recorrido de 550 kilómetros sin parar.

En este punto hay que explicar que es el motor térmico es el principal y, mientras hay desplazamiento, la energía cinética va proveyendo cierta cantidad de carga al eléctrico, en caso de que no este plena. Así, ambos propulsores trabajan por separado y cuando el eléctrico,  en cuyo modo puede andar 35 kilómetros, carece de energía, entra el pequeño diesel en funcionamiento.

La autonomía se obtiene de que el vehículo apenas pesa 795 kilos y de un deposito de casi tres galones con que cuenta el carro.

Acelera de 0 a 100 km/h en 11,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 160 km/h lo que lo hace un auto eminentemente urbano. 

Mide 3,88 metros de longitud, 1,66 de ancho y  apenas 1,15 de altura por lo que sus puertas se abren hacia arriba y las bisagras de las mismas se proyectan hacia adelante para permitir un acceso cómodo a un habitáculo que, literalmente, está a ras de piso.

Para darle gran agilidad el chasis se fabrico en una sola pieza y utiliza una combinación de plástico reforzado con fibra de carbono, que tambiéne está presente en otros elementos. Asi mismo, ell Studie XL1 tiene un coeficiente de rozamiento muy bajo de 0,186 y las ruedas traseras van 'tapadas' para disminuir la turbulencia.

Una curiosidad de este prototipo es que las llantas son de diferente tamaño en cada eje: 15 pulgadas en el delantero y 16 en el trasero.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.