Volkswagen presenta la versión eléctrica y descapotable del Beetle Cabrio

El nuevo E-Bugster es un prototipo eléctrico basado en el Beetle pero con carrocería descapotable. Tiene un motor de 85 kW (115 HP) y baterías de 28,3 kWh. Ofrece una autonomía de 180 kilómetros.

Redacción Motor

07:57 p.m. 25 de abril del 2012

La primera presentación de este prototipo fue en el Salón de Detroit en enero. La marca lo dio a conocer como un  Beetle Cabrio con techo fijo y diferentes motorizaciones. Esta vez, en el Salón de Pekín, Volkswagen decidió modificarlo e incorporarle dos grandes cambios. El primero de ellos fue la introducción de un motor eléctrico, y el segundo y más notorio, fue la remoción de su techo para presentarlo en su versión descapotable.

Con este nuevo prototipo al que se denominó E-Bugster, el grupo empresarial alemán quiso combinar a la perfección la deportividad del Beetle con la propulsión de un motor eléctrico de 85 kilovatios, que son aproximadamente 115 caballos de potencia.

Su propulsor, que está ubicado en la parte delantera y pesa 80 kilogramos, logra una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en tan sólo en 10.9 segundos y una autonomía urbana de 180 kilómetros con sus baterías de 28 kwh de iones de litio.

El E-Bugster tiene una función de carga combinada rápida que le permite tener las baterías al 100 por ciento en tan sólo 35 minutos, o como forma alternativa, también se puede conectar a una fuente doméstica en la que puede durar cargando de 3 a 4 horas.

Este prototipo biplaza también presenta grandes avances en el tema de ahorro de energía, pues, en el justo momento en que el conductor deja de pisar el acelerador o al utilizar el freno la energía cinética se transforma en energía eléctrica y pasa a ser almacenada en sus baterías. En el cuadro de instrumentos se incluye un indicador de rendimiento, de nivel de carga de la baterías, de autonomía y de nivel de regeneración.

En su parte estética, fuera de lo removible del techo, el aspecto del nuevo E-Bugster cambia por su parabrisas 90 milímetros más inclinado, y también por la forma que el fabricante le dio al tapa que cubre las baterías que están ubicadas justo detrás de los dos asientos para ganar espacio.

Tanto los bómperes delantero y trasero se han modificado sustancialmente si se compara con el Beetle Cabrio de producción. En la parte frontal, las luces diurnas tipo LED le dan la bienvenida a la entrada de aire inferior que refresca al propulsor 100 por ciento eléctrico. En la parte trasera, los reflectores se instalan en el lugar de los LED.

Sus dimensiones no fueron alteradas por su fabricante. El E-Bugster tiene 4.278 milímetros de largo, 1.838 de ancho, y la longitud es la misma que el modelo plataforma, pero 30 milímetros más ancho.

Para mayor diferenciación con un Beetle convencional, el interior también se trata de manera diferenciadora, con asientos deportivos con reposacabezas integrados y un túnel central continuo, pintado del color de la carrocería, además de diversos detalles decorativos de aluminio.

Queda pendiente por parte de Volkswagen es saber cuándo podría estar disponible para su comercialización y cuál sería el precio de este vehículo.

Volkswagen Cross Coupé, un híbrido que llega a la cita

Este híbrido diesel-eléctrico fue presentado por primera vez en el Salón del Automóvil de Ginebra y promete una cifra de ciclo combinado de 1,8 litros por cada 100 km. y emisiones de CO2 de 46 g/km.

Esto cifras son posibles gracias a un tren de transmisión que consiste en un motor turbodiesel de inyección directa y dos motores eléctricos, que en conjunto producen 225 kilovatios (306 caballos de potencia). Eso es suficiente para propulsar la versión Coupé que alcanza una velocidad máxima de 220 kmh.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.