Mazda presentó el prototipo del deportivo que debe reemplazar al RX8

El auto lanzado en el Salón de Tokio, teóricamente, tendría una nueva generación del motor rotatorio. ¿Volverá el motor Wankel?

Revista Motor

12:21 p.m. 20 de noviembre del 2015
Mazda Rx Vision Concept

Mazda Rx Vision Concept

El invento del ingeniero alemán Felix Wankel fue oficializado con la respectiva patente en 1929. Pero a pesar de que ofrecía teóricamente muchas ventajas contra los motores de pistones reciprocantes y un rendimiento muy elevado, apenas en 1951, es decir 22 años después, la firma NSU se lanzó a desarrollarlo industrialmente para ponerlo en sus pequeños automóviles. El primer vehículo funcional apareció solo en 1957, lo cual demuestra la complejidad del diseño.

Sin embargo, como sucede con todas esas tecnologías con algún potencial, muchos fabricantes como Alfa Romeo, American Motors, Citroën, Ford, General Motors, Mazda, Mercedes-Benz, Nissan, Porsche, Rolls-Royce, Suzuki y Toyota compraron licencias o hicieron acuerdos con NSU, básicamente para curarse en salud por si la máquina progresaba y, en ese caso, tener la forma de implantarla en sus carros.

Mazda Rx Vision Concept

Mazda Rx Vision Concept

Con un alto rendimiento para su tamaño y peso, aplicable a todo tipo de servicios, parecía ser una alternativa motriz ineludible a pesar de los problemas que desde el comienzo presentó, como el sellado del rotor con la carcasa del motor, algo así como los anillos de la máquina de pistones. Su desgaste prematuro fue el talón de Aquiles, de principio a fin.

Los inquietos ingenieros de Mazda, que siempre se han movido en el mundo de las tecnologías atípicas, fueron los únicos que se empeñaron en hacer funcionar el motor Wankel a nivel industrial y crearon un auto deportivo especial para albergarlo, el RX7 que luego evolucionó a RX8, descontinuado en junio de 2012 cuando la marca se independizó de Ford y decidió concentrarse en sus temas de SkyActiv y del hidrógeno para combustible de sus motores.

En su larga y compleja vida a bordo de los Mazda -en la cual multiplicó el número de rotores, de toberas, inyectores y bujías, recibió turbos de diversos géneros y se perfeccionó de una manera impresionante-, el Wankel pasó por el primer puesto del podio de las 24 Horas de Le Mans y fue el primer y único motor diferente a los de pistones en ganar esta gran carrera.

Mazda Rx Vision Concept

Mazda Rx Vision Concept

A pesar de todos los avances, las rígidas normas ambientales comenzaron a estrechar sus vías respiratorias, cuyos gases no lograban bajar a los niveles de las leyes y varios de sus problemas congénitos estaban latentes, aunque minimizados. La duración siempre estuvo en bajo nivel y la vibración que producían las notas estridentes del exosto era muy destructiva para todo el vehículo y un atentado contra el confort.

Para completar, por razones de su diseño, en el cual por cada vuelta del rotor hay combustión, a diferencia del motor convencional que lo hace cada dos giros del cigüeñal, el consumo de gasolina está por encima de los niveles tolerados hoy en el mercado, así la producción de potencia fuera muy interesante.

Cuando se creía que la historia del Wankel era un tema de biblioteca, en el reciente Salón de Tokio, Mazda volvió con su cuento del motor rotatorio y confesó que hay un grupo de 50 ingenieros dedicados a estudiarlo y tratar de acomodarlo a las nuevas exigencias. El futuro de este laboratorio es incierto, pero con las técnicas de hoy y la creatividad y persistencia de Mazda, nadie puede decir que la última página del rotatorio haya quedado escrita hace tres años.

Mazda Rx Vision Concept

Mazda Rx Vision Concept

Simultáneamente con el tema del Wankel, que puede ser algo accidental y mediático, Mazda mostró en el salón el prototipo de un deportivo llamado RX-Vision, que por supuesto debe surtir el nicho que dejó libre el RX8 y satisfacer la demanda que habría por un deportivo de más arrestos que el Miata MX5, que sobresale por sus características funcionales, pero al cual le faltan muchos músculos para ser un deportivo de altas prestaciones. Que no lo pretende, pues ese espacio siempre estuvo reservado a los RX7 y RX8.

Hay en la historia industrial de Mazda la estadística de dos millones de motores rotatorios fabricados. Si se atreve a prolongar este logro, su ingeniería será aún más reputada y exclusiva. Pero es complejo que 50 ingenieros lleguen con éxito al final de una ruta muy explorada, mientras que sí es muy probable que el RX8 regrese, aunque dependa de unos cuantos pistones y no de los sofisticados rotores del Wankel.

Mazda RX-8

Mazda RX-8

Le Mans fue la epopeya

En junio de 1991, un prototipo codificado Mazda 787B, propulsado por un motor Wankel, ganó las 24 Horas de Le Mans piloteado por Johnny Herbert, Volker Weidler y Bertrand Gachot. Solo tres ejemplares de esta versión del auto se fabricaron, equipados con un motor de 4 rotores que desarrollaba 700 caballos. Usaba tres bujías por rotor con inyección del combustible. Mazda informó que en pruebas de potencia absoluta logró 930 caballos a 10.500 revoluciones, pero nunca se usó así en las carreras de resistencia.

Le Mans fue la epopeya

Mazda 787B

DATO
Dos millones de motores Wankel produjo Mazda para sus deportivos desde cuando firmó en 1961 un contrato para utilizar y desarrollar los motores que en ese momento usaban los NSU.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.