Navegación: Waze versus GPS

Los GPS, tanto los portátiles como los integrados, tienen una ventaja frente a Waze: no necesitan datos para funcionar.

Redacción Vehículos

12:41 p.m. 21 de julio del 2017
WAZE VERSUS GPS

No necesitar datos para funcionar es una bondad de los GPS frente a Waze.

Giovanni Avendaño
Editor Motor.com

Como muchas de las innovaciones del mundo automotor, los GPS ingresaron hace más de 35 años a los automóviles. En esa década, la firma especializada Alpine hizo los primeros, muy básicos e inexactos, y Honda fue la primera marca que lo instaló en el Legend en los años 90, que usaba un sistema analógico y un acelerómetro que le ayudaba a fijar las ubicaciones.

Pero Honda no llegó sola. General Motors también tenía un sistema de navegación de desarrollo propio denominado GuideStar en 1995, que ya era un poco más funcional y exacto, aunque su precio era muy elevado. En los comienzos de esta década, la marca especializada Pioneer también tenía su propio prototipo de navegación.

Estos sistemas de navegación primigenios tenían una característica: venían integrados a los sistemas de audio del carro. Pero luego, la siguiente generación de estos aparatos fue desarrollada por marcas como Garmin o Tom Tom, que los sacaron del automóvil, redujeron su tamaño y los volvieron portátiles y mucho más efectivos.

Desde comienzos de la década 2000 a 2010 estos aparatos reinaron y fueron muy útiles no solo para los viajeros que atravesaban fronteras, sino para los conductores en las ciudades. Tenían como característica especial que la presentación de sus rutas era muy amable y fácil de entender, acompañada con avisos y señales sonoras y luminosas.

Con el tiempo, esta generación tuvo una mejora obvia. Los mapas de estos dispositivos se debían actualizar en principio con un protocolo complicado y a veces con limitaciones tanto geográficas como de costos, pues el cobro de la información era alto.

Carreteras

.

Hoy en día ya se actualizan casi de forma automática, sus precios disminuyeron mucho, su variedad en cuanto a tamaños de la pantalla, idiomas y gráficos se volvió universal, pero, sin embargo, su demanda cayó de forma exponencial.


La razón de este cambio tiene un origen y un año: a partir de 2010, con la aparición de los teléfonos inteligentes de precio asequible, en cuyo desarrollo se implementó toda la ruta que ya habían recorrido los GPS. Sin embargo, su invasión tenía algunos lastres, como el tamaño de las pantallas y la ausencia de formas de usarlo de manerma intuitiva en la conducción.

Mientras que los celulares se ajustaban en esa prehistoria de la navegación con móviles, los GPS portátiles lograban avances como pantallas táctiles de mayor tamaño, menor peso, más delgadas y en alta resolución, así como una voz indicadora del camino para evitar distracciones. Sin embargo, la suerte ya estaba echada.

Por mantener su liderazgo, los GPS decidieron implementar una herramienta necesaria, la conexión a internet para tener una actualización y navegación en tiempo real para buscar restaurantes, gasolinerías y otros sitios. Sin embargo, sus costos, adicionales a los del aparato, hicieron que a partir de ese año las ventas comenzaran a caer, pues se debía pagar un ‘plan de datos’ que ya venía en el celular.

GPS Finder

.

Las nubes grises para los GPS portátiles las acabaron de poner la titánica labor de Google por ‘mapear’ el mundo a través del Maps Navigation, pues hicieron que este accesorio ya no fuera necesario. Todas las bondades y funciones del GPS estaban, de forma implícita, en el teléfono.

Para no desaparecer del mercado, los GPS intentaron parecerse cada vez más a los celulares, inclusive con funciones extrañas para la esencia del aparato, como sintonizador de señal de televisor o reproductor de video, modo peatón de navegación, aplicaciones y hasta herramientas de seguridad como lector de huella dactilar.

Y entonces llegaron las aplicaciones a los teléfonos. En un principio muy costosas y exclusivas para el iPhone de Apple, pero con todos los servicios y funciones de los navegadores, y ante un potencial servicio de creciente demanda se fueron mejorando y disminuyendo su precio hasta ser gratuitas y ya sintonizadas con el mundo Android.

En ese escenario es cuando aparece Waze. Esta aplicación no solo era gratuita sino que tenía conectividad permanente, gracias al plan de datos, y también era interactiva pues se nutre de las informaciones que reportan los usuarios. Por esto hasta el día de hoy está en constante perfeccionamiento y su aprobación es altísima no solo porque tiene información en tiempo real del tráfico sino también alertas de interés como cámaras, policías, accidentes y hasta información de sitios de interés.

WAZE VERSUS GPS

.

Su crecimiento fue exponencial y pasó de ser la mejor aplicación en 2012 a ser comprada por Google en 2013 por un precio cercano a los 1.000 millones de dólares y con 50 millones de usuarios en todo el mundo.

Gracias a esta compra se perfeccionó el Google Maps Navigation y ya no sólo ofrece estado real del tráfico sino también muestra sitios de interés e incluso permite mejorar la orientación a través de la vista satelital Street View y hasta información de alternativas de transporte público.

Ante semejante robustez de información, conectividad, actualización en tiempo real y demás aplicaciones que solucionaron muchos de los problemas cotidianos, el teléfono celular pasó a ser el dispositivo por excelencia, al punto que tanto Apple como Android conectaron finalmente los mundos de los celulares con el de los automotores, a través de Apple Car y Android Auto, sistemas que permiten que se sincronicen los teléfonos y sus aplicaciones con las pantallas táctiles y sistemas multimedia de los carros.

Hemos llegado entonces al comienzo de los carros ‘geográficamente conectados’, otra gran historia que apenas comienza.

Batalla entre los GPS y dispositivos inteligentes

.

Trucos

Los GPS no necesitan datos para funcionar siempre y cuando tengan el mapa de la zona actualizado, tanto en lugares sin cubrimiento de redes de celulares como en el exterior, cosa que castiga, y mucho, el bolsillo. Pero hay una salida a este inconveniente.

Por ejemplo, Google Maps permite buscar las rutas de forma anticipada con una conexión wifi y luego basta con abrir el mapa guardado para que el GPS se encargue de llevarnos al sitio indicado aunque no tengamos datos activos. Claro, sin las alertas y demás ayudas que ofrecen al estar conectados. Tal cual como un mapa virtual. Estos mapas permanecen almacenados durante un tiempo y pueden ocupar hasta 50 Megas.

De manera similar funciona Waze, pero en el caso de esta aplicación se debe buscar la ruta antes de salir de un sitio que permita conexión wifi. Y luego, ya sin datos, mantener la aplicación activa para hacer el recorrido también en la fase de mapa virtual. Sin interacción, pero sin ocupar memoria.

Tendencias

Los carros cada vez más entienden a los celulares. Es decir, ya los fabricantes se olvidaron de instalar sus propios programas de navegación y están orientados a hacer que los sistemas de infoentretenimiento puedan hablarse con los teléfonos móviles. Esto traslada todas las funciones del teléfono para que se vean reflejadas en las pantallas y usen los altavoces del sistema de radio del carro. Para ello se usan los sistemas Apple Car o Android Auto. También hay desarrolladores de plataformas multimedia bajo la plataforma Android que permite un perfecto funcionamiento de las aplicaciones en las pantallas táctiles.

Lo que les hace falta a las nuevas carreteras

.

Origen del GPS

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés) nació hace 22 años. Este sistema consiste en un grupo de 24 satélites que ubica el lugar en el que se encuentran las personas y que está incorporado en todos los teléfonos inteligentes.

En principio el GPS era de uso estrictamente militar. Su historia está ligada a la Guerra del Golfo (1990), en la que los bombarderos estadounidenses lo usaron para ubicar el sitio en el cual atacar. Cinco años más tarde, en 1995, los GPS ya fueron del dominio público. En ese entonces estaban ubicados en carros de alta gama y se consideraba un lujo poseer uno de estos dispositivos.

Noticias recomendadas

Más noticias

Actualización para el Fiat 500X 2018

Ofrecerá nuevos colores de carrocería y un renovado sistema de infotenimiento de serie con pantalla táctil de siete pulgadas. Retoques.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.