Tomahawk, la primera arma de una nueva marca automotriz de súper deportivos

Este carro, creado por Dubuc Super Light Cars, es la 'opera prima' de esta nueva firma canadiense y se mostrará a comienzos del próximo año en el Salón Internacional de Montreal. Avanzada.

Redacción Motor

08:08 p.m. 17 de diciembre del 2013

Una buena forma de bautizarse en el mundo automotor es presentarse con un coupé biplaza de formas deportivas y propuestas arriesgadas. Ese es el camino que eligió la marca canadiense Dubuc Super Light Car para estrenarse en la industria mundial y debutar con un súper deportivo llamado Tomahawk. Recuerda una famosa moto que también usó ese nombre?

Bueno, en el caso del Tomahawk en su edición de auto, no será el más potente. De hecho, la firma canadiense lo quiere vender como un 'cascarón'. Es decir, venden el diseño para que se pueda acoplar a diferentes configuraciones, entre las que no se descarta una motorización eléctrica en la que ya podría estar trabajando la firma para ofrecer esta versión de fábrica y que daría el primer eléctrico de Quebec.

El motor, muy seguramente el más pedido a gasolina, se instala en una posición central, algo que le cuadra perfectamente a su presentación deportiva. Utiliza un chasis monocasco de aluminio que pesa sólo 136 kg y la carrocería es muy ligera pues está hecha en polímero ligero. En total, el conjunto pesa sólo 907 kilogramos.

El Tomahawk tiene componentes de la suspensión del Corvette C4 y para hacerlo atractivo en su diseño se incluyeron puertas tipo tijera que se abren en un ángulo de 75 grados y un techo transparente Targa.

Sus creadores venden la idea de que no sólo cuenta con un diseño diferencial sino que también su fabricación y adecuación es ocho veces más rápida que en vehículos de su categoría, pues hablan de 250 horas de trabajo frente a un promedio de 1500.

El Tomahawk que se presentará el 17 de enero en Montreal tendrá un precio al público de casi 20 mil dólares.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.