Toyota lanzó su apuesta en el terreno de los vehículos unipersonales

Se llama Winglet y alcanza velocidades de 6 kph y una autonomía de 10 km. El tiempo de recarga es de 90 minutos o de 60 minutos para una carga del 80%. ¡El 'mini segway' japonés!

Redacción Motor

07:56 p.m. 24 de julio del 2013

Al conocer la llegada de nuevas propuestas para la movilidad unipersonal en la ciudad a nivel mundial, resulta inevitable comparar las características que estos nuevos productos ofrecen con las incorporadas en los reconocidos Segway, que por más de 8 años vienen consolidándose como líderes en este segmento del mercado.

La aparición de estos 'pequeños' vehículos lograron un profunda revolución en materia de movilidad ecológica, unipersonal y práctica, al permitir desplazamientos de un punto a otro con velocidades promedio de 20 kph sin sometimientos al congestionado tráfico de las principales ciudades.

La más reciente de estas, denominada Toyota Winglet, con el indiscutible sello japonés, combina las prestaciones de una bicicleta y un monopatín y se maneja de la misma manera que un Segway, pero con algo más de maniobrabilidad pues esta propuesta ofrece unas dimensiones más reducidas, aspectos que para algunos puede ser un punto no igual favorable pues lo 'fragil' de su arquitectura no le permitiría salirse tan fácilmente del asfalto y probar tal ves superficies más agrestes.

Su tamaño es notablemente más pequeño, con dos ruedas bajo una superficie de unos 42×30 cm. Su motor eléctrico tiene una autonomía de unos 10 kilómetros a una velocidad máxima de 6 Km/h. Obviamente tiene menos velocidad y autonomía que el Segway, pero se cree que será mucho más económico, algo que lo alejará de la exclusividad, el principal enemigo comercial del modelo original.

Se trata de una máquina compacta de peso ligero con dos ruedas que está montado para ofrecer una posición de pie y maniobras con una dirección que viene compacta a una barra larga y vertical. El 'timón' es ajustable, así que no hay níngún tipo de problema por la estatura del propietario. Cuando no está en uso, el Winglet se puede plegar y transportar a cualquier sitio.

El funcionamiento básico es casi igual: al realizar movimientos giroscopios internos, el aparato detecta ciertas inclinaciones del pasajero para ajustarse automáticamente. En práctica esto significa que para movernos debemos hacer algo no muy intuitivo: inclinarnos hacia donde queremos movernos.

En el 2008, la multinacional nos reveló las principales características del Toyota Winglet con motivo de su presentación. Ahora, la multinacional puso a rodar a manera de prueba el Winglet por las calles de Tsukuba, Japón, en manos de 80 trabajadores de las autoridades locales y empleados del Instituto Nacional de Ciencia Industrial Avanzada y Tecnología, en una parte de la ciudad que ha sido especialmente diseñada para el desarrollo de estos vehículos desde el 2011.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.