Volkswagen apuesta por acero sobre el aluminio para reducir el peso de los vehículos

La marca estudia la posiblidad de usar una nueva generación de acero que es 6 veces más fuerte que el convencional. El estudio va contra la previsión de que el aluminio será el material más utilizado.

Redacción Motor

03:44 p.m. 25 de enero del 2013

Volkswagen AG está utilizando un nuevo acero de alta resistencia para hacer automóviles más ligeros y cumplir con las estrictas normas de emisiones, en contra de las previsiones que apuntan a que el aluminio será el metal más elegido para reducir el peso de los vehículos en el mediano plazo.

El uso del material, que es hasta seis veces más fuerte que el acero convencional, ha ayudado al segundo mayor fabricante de automóviles del mundo, a reducir el peso de los vehículos en alrededor de 100 kilos, lo que genera más eficiencia de combustible y una menor contaminación, por la reducción del esfuerzo para el motor.

El aluminio tiene aproximadamente un tercio del peso del acero convencional pero los costos que implica su producción y su uso son tres veces más altos. "Volkswagen está usando acero de alta resistencia en cantidades cada vez mayores. Es una forma muy rentable de reducir el peso", dijo Armin Plath, jefe de investigación de materiales y fabricación de VW en una entrevista.

Plath dijo que la firma automotriz a cuadruplicado la cantidad de acero de alta resistencia que se utiliza en su modelo Golf. En tanto, el portavoz de VW, Christian Buhlmann, explicó que los costos son el factor más importante para elegir el material. "Al usar las nuevas innovaciones en ingeniería de acero (...) es posible reducir el peso sin la utilización de materiales más costosos, como el aluminio y la fibra de carbono", sostuvo.

La serie 5000 de aleación de aluminio utilizada en los automóviles cuesta cerca de 3.500 dólares la tonelada, mientras que el precio del acero de alta resistencia es de alrededor de 1.000 dólares por tonelada, según los expertos.

Plath se negó a comentar si la decisión de VW de utilizar el acero se vio influenciada por las largas esperas para acceder al aluminio en los almacenes registrados por la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés). 

Uso fututo del aluminio
Por otro lado, el uso del aluminio ya ha aumentado, casi triplicándose en los autos europeos a cerca de 140 kilos por vehículo desde tan sólo 50 kilos en 1990, según la Asociación Europea de Aluminio. La mayor parte de este elemento está en el chasis, el motor, la suspensión y la transmisión, pero no en la carrocería del automóvil.

La cantidad de aluminio por vehículo en Europa podría aumentar a 180 kilos en el 2020, según un estudio realizado el año pasado por la consultora Drucker Worldwide.

Hasta ahora, el mayor uso de aluminio ha sido en marcas y autos de segmento alto como Audi, Jaguar y Mercedes Benz, donde los costos de las materias primas son un problema menor.

Si bien Volkswagen ha utilizado acero para reducir el peso de sus modelos masivos, la presión para una mayor disminución en el peso generará que la firma tenga que usar materiales más costosos en el futuro, dijo Plath. "Si ahora se quiere ir más allá de lo que es posible actualmente, entonces tal vez se tendrá que usar otros materiales como el aluminio y la fibra de plástico reforzado", agregó.

Con información de agencias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.