José Clopatofsky
José Clopatofsky

Arranque 494 / !Palabra de Dios¡

El director de Revista Motor, José Clopatofsky, cedió la palabra a Carlos Ghosn, presidente de Nissan y Renault, quién explica el futuro y lugar de los autos eléctricos en el mundo.

05:00 a.m. 10 de agosto del 2009

Después de asistir a la conferencia de prensa que ofreció Carlos Ghosn, presidente de Nissan y Renault simultáneamente, con motivo del lanzamiento del Nissan Leaf en Yokohama, Japón, he resuelto dejarle la palabra en este espacio a tan ilustre dirigente, quizás el más brillante y audaz de la industria automotriz en estos tiempos.

Para situarnos, Ghosn es de origen libanés, nació en Brasil y se educó en Francia. Empezó su carrera en el Grupo Michelin en Francia y luego fue director de operaciones de América del Sur, desde Brasil y pasó a hacer lo mismo en Estados Unidos, donde organizó la absorción de Uniroyal Goodrich.

Llegó a Renault en el 96 como director general adjunto para manejar Mercosur y en el 99 dirige la toma de Nissan, empresa que preside desde el 2001. En el 2005 recibe el mismo cargo en Renault. Un año después es nombrado Caballero Comandante Honorario de la Orden del Imperio Británico.

Ghosn atendió sólo tres preguntas, habló y gesticuló durante 30 minutos y salió del auditorio por la puerta de los artistas. Esto nos quedó en la libreta:

«Nissan está lanzando un carro eléctrico por razones de mercadeo, no por cuestiones técnicas» .

«El mundo está dividido en tres tipos de personas: las que fuman, las que lo hacen ocasionalmente y quienes nunca se arriman a un cigarrillo. Así es también el mundo de los automóviles de hoy: los que contaminan, que son la enorme mayoría; los que lo hacen a veces, como los híbridos y los «no smoking», que son definitivamente cero emisiones».

«La razón de lanzar un carro eléctrico es clara: se estima que en un futuro muy cercano, los «cero emisiones» tendrán un 10% del mercado mundial y eso, en cifras de hoy, son más de cinco millones de automóviles anuales. Ningún fabricante de respeto debería estar lejos de esa opción de negocios» .

«El escenario ambiental del futuro, en el caso más benévolo, será como mínimo el actual y este ya es bastante restrictivo. Lo menos que puede pasar es que sigue igual pero seguramente se van a apretar las normas de emisiones y el eléctrico tendrá cada vez más demanda y necesidad» .

«En materia económica, el precio del petróleo será determinante en la decisión de combustibles alternos o de la opción eléctrica. No veo que haya petróleo de 20 dólares en el futuro. En cambio, que suba de los 55, es bien factible. Ahí nuestra opción EV (Electric Vehicle) será más favorable» .

«Estamos lanzando un carro común y corriente, cuyas formas no discriminan a la gente como sucede con algunos autos que venden otros fabricantes cuyas formas y tamaño son una limitante. El carro eléctrico no tiene por qué ser un aparato feo» .

«Ofrecemos una solución familiar, con cinco puestos reales, baúl acorde, lindo diseño, que se puede recargar en la casa. No estamos compitiendo contra nadie, simplemente abriendo un mercado que hoy no existe y cuyo tamaño lo iremos creando» .

«Hicimos estudios en muchos países y encontramos que donde más distancia diaria recorre la gente en carro es en Estados Unidos, con unos 100 kilómetros. Con una autonomía de 160, como ofrece el Leaf, todo el mundo puede hacer tranquilamente su jornada» .

«El carro eléctrico no está pensado para destronar al de gasolina. Es simplemente un producto de otra categoría, nueva, que debe crecer de la mano de las ciudades que lo acojan, de los gobiernos que lo estimulen y de los avances que logremos en el desarrollo
de sus baterías» .

«Nissan es autónomo en este proceso pues lleva 16 años trabajando por su cuenta y ahora tenemos unas baterías únicas muy avanzadas que nos permiten dar este paso y hacer la oferta de una garantía por cinco años de las mismas, que serán fabricadas en nuestras plantas. No dependemos de terceros en este tema. Las baterías cuestan tanto como el carro pero las daremos en «leasing» y con lo que se ahorra en gasolina, se pagan su alquiler y las recargas» .

En estas frases solo se expresó en inglés pero pudo hacerlo en cualquiera de los otros seis idiomas que habla perfectamente y resumió de manera impecable su nuevo reto mundial.

¡Palabra de Dios!

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.