José Clopatofsky
José Clopatofsky

Arranque 500 / Revista Motor llega a la edición 500

El director de Revista Motor, José Clopatofsky, celebra la llegada de la revista 500 con un nuevo diseño y agradece a sus lectores por la compañía durante los 27 años de existencia de la publicación.

05:00 a.m. 09 de noviembre del 2009

Estas notas de celebración se deberían escribir cada vez que circula la revista. La razón es que cada ejemplar que llega a sus manos implica el mismo trabajo, nos genera idéntico compromiso con la información y sus destinatarios y, por lo tanto, no tiene ninguna diferencia en el empeño con el cual hacemos cada edición. Así sea la número 500.

Pero siempre hay fechas que se salen de la acumulación genérica de ediciones y en algunas oportunidades, como en el reciente paso por nuestros 25 años de circulación, hicimos una revista especial retrospectiva sobre tantos episodios del sector automotor que MOTOR ha reseñado. Esa ya muy larga permanencia al lado de los hechos de nuestro tema, nos convierte en un testimonio histórico único en Colombia sobre el desarrollo del automóvil y su industria en el país y el mundo. Por eso, en su momento, valió la pena escribir mirando el retrovisor.

Ahora decidimos hacer algo diferente para que la revista 500 no pasara por sus manos como un número más: una profunda cirugía estética a todos los elementos y secciones, algo que nunca habíamos implementado de una manera tan radical. Como es obligatorio, a lo largo de esta acumulación de ejemplares publicados y años transcurridos, MOTOR ha evolucionado en muchos aspectos gráficos y operativos, pero ha mantenido siempre una ya reconocida y muy clara línea de conducta periodística que la hace la primera publicación en número de lectores, comparada con todas las revistas que circulan en Colombia. La credibilidad que les merece a nuestros lectores, quienes saben y aprecian muy precisamente la independencia y objetividad que nos rigen, son el detonante permanente de esta estadística tan positiva.

Sé que están leyendo una MOTOR que los habrá impactado por su presentación. Desde el logotipo, que cambia por primera vez de manera radical luego de que solo había tenido un retoque evolutivo en el curso de todos estos 28 años, hasta la última página, todo se replanteó gráficamente. La experiencia nos dice que estos cambios bruscos y profundos siempre generan controversias porque rompen con los hábitos visuales y de lectura pero, con el tiempo, la gente se acostumbra y los aprecia. Bastará con poner lado a lado un ejemplar pasado de MOTOR con uno nuevo dentro de unos meses y verán la diferencia tan positiva.

Justamente, de eso se trata un rediseño. De modernizar y cambiar una publicación para atender las tendencias que se imponen en la concepción gráfica y periodística de las revistas, porque la presentación también exige cambios en la forma como se piensan y escriben los textos. Estas reformas no son algo caprichoso.

Los tipos de letra ya no se escogen por estética sino para generar una mayor facilidad y menor cansancio de lectura, respondiendo a largos estudios que se hacen en el mundo de la prensa escrita.
Los textos más cortos y fraccionados se alinean con las costumbres de la gente de hoy, que escanea más de lo que lee, y necesita resúmenes básicos de los contenidos que la lleven a las tripas de los artículos, tal como lo hacen en Internet, cuando hace años se planteaba lo contrario.

Claro que todo esto tiene un alto componente subjetivo y como nunca habrá un acuerdo inmediato sobre el resultado de este rediseño que hoy saluda al número 500, pues simplemente nos toca encender el motor con otra carrocería y seguir adelante.

No se puede cerrar este 'Arranque' sin citarles que MOTOR no solamente ha evolucionado en su presentación escrita. Hoy es parte de un grupo periodístico que está en Internet con nuestra página www.motor.com.co, se ve cada miércoles por la noche en el horario triple A de Citytv con el programa de 'mayor cilindrada' de nuestra televisión y todos los sábados se acerca al usuario de manera muy directa en la sección de Vehículos de EL TIEMPO. Es un cubrimiento totalmente multimedia en el cual convergemos en todos los frentes en los cuales podamos tener una audiencia, también en respuesta con las necesidades de información de la gente a la cual debemos llegar a través de todos los medios de comunicación que tienen en sus manos.

Todo esto se lo debemos a quienes nos acompañan con su sintonía siguiendo esos medios, a los anunciadores que han comprendido siempre el valioso mecanismo que significa ponerle llegar directamente y con efectividad a nuestro vasto espectro de lectores y televidentes y al permanente y dedicado apoyo con el cual esta Casa Editorial abriga y estimula siempre nuestro trabajo y el de todos mis colaboradores.

Ahora que ustedes están apenas en el número 500, nosotros ya tenemos casi terminado el 501 porque la vida sigue y estas paradas en la cronología solo deben ser nuevos puntos de arranque para mejores momentos en el oficio.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.