José Clopatofsky
José Clopatofsky

Un atraso de quince años

“El Ministerio del Transporte y la Agencia Nacional de Seguridad Vial llevan más de 15 años anunciando la actualización y tecnificación del Código".

10:55 a.m. 04 de abril del 2017

Cedo el espacio y la palabra a esta carta enviada por uno de nuestros lectores:

“Soy ciudadano colombo-canadiense, viví y conduje por Europa durante 7 años, y del 2004 al 2012 en Canadá y Estados Unidos. En todos estos 16 años nunca vi que impusieran comparendos por no tener caja de herramientas, extintor, linterna o botiquín y, sobre todo, el último descubrimiento científico de nuestros dirigentes sobre los guacales para las mascotas, así estas sean pequeñas.

En mis años mozos fui socorrista de la Cruz Roja, por lo cual tuve adecuado entrenamiento sobre primeros auxilios. En esos países y en la gran mayoría de los europeos, prestar primeros auxilios sin tener conocimientos puede llevar a millonarias demandas. Por lo tanto, es completamente ridículo obligar a los conductores a llevar este botiquín bajo pena de recibir un millonario comparendo. ¿De qué sirve llevar un botiquín si no se sabe usar? Acá es obligatorio portarlo en el carro y, además de la multa, hay que decir que el mal uso del botiquín puede causar la muerte. ¿Responderá el Estado?

Lo mismo sucede con la célebre caja de herramientas, que jamás me exigieron cuando conduje millones de kilómetros en el extranjero. En los autos modernos, cuyos componentes son electrónicos, las herramientas son inútiles aun cuando se tenga un buen conocimiento. Cuando se varan deben ser enviados a talleres directamente. (…) Por lo anterior, considero un abuso multar a alguien por no llevar herramientas, en especial “alicates y destornilladores”. ¿Qué puede hacer alguien con un par de alicates y un destornillador si cualquier sensor fallara? (…)

En la industria petrolera recibí entrenamiento extensivo en extinción de incendios. Llevar un extintor y no saber usarlo puede causar errores fatales. Por ejemplo, abrir el compartimiento de un motor que se está incendiando hace que entre más oxígeno, lo cual aumenta el fuego y causa heridas fatales. (…) Una búsqueda fácil por Internet o con el cuerpo de bomberos corroborará fácilmente lo anterior.

Quienes proponen y aprueban estas absurdas normas deben tener los estudios y conocimientos obligatorios correspondientes y comparables con normas de tránsito internacionales y tecnológicas de las fábricas. Si la linterna fuera tan importante como aquí nos quieren hacer creer, esta vendría de serie en todos los modelos. Y ni qué decir de los escandalosos precios de los peajes cada 30 kilómetros, por carreteras sin berma, de carril sencillo en muchas partes y en pésimo estado. Una berma bien hecha se inventó para evitar accidentes fatales y es norma en países desarrollados.

Por último, considero absolutamente necesaria la protección de los conductores por parte de al menos una bancada del Senado que sea especializada en estos temas, con el fin de parar esta cantidad de normas que salen sin base técnica alguna, sin soportes ni estudios serios, y detengan los abusos del Estado en este tema.

Que al menos nos digan estadísticamente ¿cuántos carros han provocado accidentes por no llevar una caja de herramientas? ¿De qué ha servido esta norma en cuanto a seguridad vial? ¿Cuántas vidas se han salvado por llevar un botiquín? ¿Cuántos conductores lo saben usar? ¿Quiénes están más desarrollados en normas viales: los países europeos, Canadá y Estados Unidos o Colombia?”

Ricardo Cuéllar, máster en Ciencias de la Ingeniería.


Retomo la pluma para adherirme de manera incondicional a sus consideraciones, que nos llevan, una vez más –y quién sabe cuántas otras–, a notificar al país sobre la desidia del Ministerio del Transporte y de la hasta ahora lánguida y discreta –eso ya es decir bastante– Agencia Nacional de Seguridad Vial, que llevan más de quince años anunciando la actualización y tecnificación del Código de Tránsito, que data del 2002, momento en el cual ya estaba obsoleto y mal hecho.

De vez en cuando hablan de estudios y contratos con terceros para el tema, y nada. ¿Para qué sirven sus técnicos y sabios que están sentados en la nómina? O bien, ¿cómo actúa la Comisión Sexta del Congreso, que, todos sabemos, está infiltrada por los perversos gremios del transporte?

FRASE
“El Ministerio del Transporte y la hasta ahora lánguida y discreta –eso ya es decir bastante– Agencia Nacional de Seguridad Vial llevan más de quince años anunciando la actualización y tecnificación del Código de Tránsito, que data del 2002, momento en el cual ya estaba obsoleto y mal hecho”.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.